Día del Trabajo Doméstico.

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

En este mes de Julio, se dedica un día a  revalorizar el trabajo doméstico. Podemos tratarlo desde dos posiciones distintas: 1) el remunerado, que engloba a las mujeres que desarrollan esta actividad con relación de dependencia, 2) el no remunerado, que es el tradicional "trabajo" del ama de casa.
Si analizamos la primera opción, vemos que no todas la mujeres que trabajan bajo patrón, están con sus sueldos en blanco. Muchas no tienen O.social, vacaciones pagas, licencia por maternidad , etc. Además los sueldos no están a la altura del trabajo que implica hacer las tareas del hogar, y son muy pocos las/los patronas/es que realmente tienen en cuenta a la empleada doméstica, como una trabajadora más y nó como la "sirvienta de la casa".
Vamos a la segunda opción: el trabajo del "ama de casa" es sin duda una fuerza laboral silenciosa y silenciada.
Con la excusa del "amor por la familia" su larga jornada de trabajo; y las mútiples tareas que cumplen durante la misma, muchas de manera simultánea, son consideradas parte de su "rol natural" y se espera que la mujer "se sacrifique" para desempeñar cabalmente las labores domésticas, sin esperar nada a cambio.
Las "amas de casa" ó "reinas del hogar" (como suelen catalogarnos), ocupan el 75% de su tiempo en varias tareas que son fundamentales: El cuidado de los niños y de los ancianos, la limpieza del hogar, la elaboración de los alimentos, las compras, y la administración de la casa. Se calcula que estas tareas insumen a la mujer unas 7 ú 8 horas diarias, que suelen aumentar hasta en un 50% los fines de semana. Eso si la mujer no trabaja fuera de su hogar. Si lo hace debemos agregar a las horas de trabajo remunerado un promedio de más de 4 horas de trabajo doméstico.
Según un estudio realizado por la Consultora Equis, de Bs. As. en Abril del 2006, eran 3,8 millones las mujeres que trabajaban de amas de casa en la Argentina. Si se calculara el aporte que hacen estas mujeres al PBI nacional, en base a datos oficiales esta cifra alcanzaría a 16.000 millones de dólares, o sea el 10% del Producto Bruto Interno (PBI). Todo este "aporte" por supuesto es "Voluntario" y no recibe remuneración ni reconocimiento alguno.
Por eso queridas congéneres, revalorizemos nuestro trabajo, que no quede invisibilizado por la sociedad. Nosotras merecemos el reconocimiento y el respeto, como trabajadoras, como mujeres, madres, hijas, ecónomas, cocineras, lavanderas, planchadoras, cuidadoras, docentes familiares, psicólogas de nuestra familia, enfermeras, etc. Todas las labores incluídas en una sola, se llama TRABAJO DOMÉSTICO. ¡ Nunca digamos, yó no trabajo! Soy ama de casa, un trabajo que muy pocos varones comparten y disfrutan con sus compañeras. Concientizar a la familia que el hogar es una cooperativa, dónde todos y todas tienen que aportar con lo que puedan, y nuestro compañero tenga en cuenta que si la pareja es de a dos, todas las responsabilidades, deben compartirse.Así, viviremos mejor.     SUSANA GIOSA

Etiquetado en Trabajo

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post