FEMINICIDIO, palabra desconocida por la Justicia.

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

Golpes con el puño cerrado, golpes con objetos pesados o impactos  con armas mortales que las asesinan o las dejan en coma profundo, como señalan los reportes médicos. Las dejan sin palabras para defenderse. Mudas, en el silencio grave que contagia la conciencia institucional.
¿Quién quiere seguir contando la misma historia? Nadie. Ningún familiar de las víctimas, ni sus amigas, menos las activistas por los derechos de las mujeres, incluso las periodistas. Ninguna persona quiere seguir contando estas historias de violencia contra las mujeres, pero nada la detiene, la suma continúa y se deben seguir contando.
La "justicia" se vuelve un sueño inalcanzable. Se confabulan victimarios y "autoridades". Conspiran contra la NO VIOLENCIA HACIA LAS MUJERES, los legisladores que no pueden atreverse a castigar con severidad estos delitos. Hay en todo esto, un complot de jueces que no tienen argumentos para encontrar responsables, las pruebas  "se desvanecen" porque quien investiga no tiene ningún interés en hacerlo. Como ejemplo podemos tomar un caso donde los jueces terminan por fijar una fianza de 80 mil pesos, por haber cometido un homicidio. En eso tasaron la vida de una mujer de 35 años, responsable del cuidado y manutención de un padre enfermo y de un pequeño hijo de 5 años.
Frente a esta realidad, queda bien claro que cuando la historia personal se mezcla con la institucional, el peso del patriarcado también tiene lugar en las salas judiciales. El resultado no puede ser distinto a lo que vemos ahora: funcionarios que carcomen sus cuerpos hediondos. Buitres y hienas que también carcomen la imparcialidad, las otras partes de la justicia, YA SE LA COMIERON.
Así la violencia contra las mujeres queda en la impunidad, y los victimarios alcanzan las calles con sólo pagar una fianza. Entonces la indignación no alcanza frente a la voracidad, ese vehículo feroz que pasa sobre las huellas, las pruebas, los rastros, el silencio de una sociedad que ve los hechos como si fueran ajenos, en una complicidad que "normaliza" la violencia.
Dicen, los que se niegan a ver la verdad, que los hombres son violentos por naturaleza, y que frente a la naturaleza; la noche de las mujeres víctimas de la violencia patriarcal será larga. PERO ESTO EN REALIDAD ES UNA JUSTIFICACION DEL MACHISMO.
LA VIOLENCIA NO ES NATURAL EN LOS SERES HUMANOS.
NO ES NATURAL CONTRA LAS MUJERES, PORQUE TAMBIEN SON HUMANAS.
Resúmen del artículo INJUSTICIA E IMPUNIDAD publicado en MujeresNet.Info por SOLEDAD JARQUÍN EDGAR, Corresponsal de CIMAC (Comunicación e Información de la Mujer A.C.) en Oxaca. Por uno de sus trabajos para la Agencia CIMAC Noticias, en el año 2007  le fué otrogado el Premio Nacional de Periodismo en su categoría de NOTICIA.

Etiquetado en violencia

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post