Marginalidad que afecta la expectativa de vida

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

Un primer estudio efectuado en Capital Federal sobre el estado de salud de la población con una identidad de género distinta al sexo biológico - travestis, transexuales y transgéneros - revela una prevalencia de hasta el 40% de la infeciones de transmisión sexual (ITS); como el VIH/Sida y la sífilis.
El año pasado se aplicó un programa modelo en América Latina en un hospital público, logró en 12 meses multiplicar por diez las consultas y el tratamiento en esa población con graves problemas de acceso a la salud, y una expectativa de vida promedio de apenas 40 años.
"Es una estrategia que demostró que en poco tiempo es posible tender un puente entre el sistema de salud y esas personas, a pesar de los prejuicios, la moral o la forma de ver el sexo. Además se hace necesario establecer formas de acceso al sistema porque sus indicadores de salud son dramáticos. Estamos hablando de una prevalencia de casi un 30% DE LA INFECCIÓN POR VIH/sida Y DE UN 40% DE SÍFILIS EN LA CIUDAD.
Estas cifras fueron proporcionadas por el Dr. Marcelo Losso, Jefe del Servicio de Inmunocomprometidos del hospital Ramos Majía, donde se aplicó el programa, y co-autor del estudio publicado en la Revista MEDICINA. Junto con dos organizaciones de la sociedad civil, la Fundación Buenos Aires Sida(FBAS) y la Asociación Travestis, Transexuales y Transgéneros de la Argentina (Atta), un equipo de médicos y enfermeras/os de ese servicio hospitalario, se relevó los comportamientos de riesgo y la prevalencia de las ITS entre las 4118 pacientes que consultaron durante 4 años.
Entre ellas, 105 eran personas trangéneros; el 100% de ellas eran travestis y brindaban servicios sexuales.  Los análisis revelaron que la prevalencia de la infección por VIH tipo 1, de la sífilis y de otras ITS (hepatitis B, herpes genital; úlceras genitales y verrugas causadas por el virus del papiloma humano) superaba enormemente a las cifras del resto de los pacientes, entre los que el 2,3% realizaba trabajo sexual. En los travestis, la infección por el virus del Sida alcanzó el 27,5%, a diferencia del 6,2% en el grupo no transgénero. En la Argentina, la prevalencia de esta infección entre las mujeres trabajadoras sexuales, no supera el 4,5%. Mientras el 42% de los travestis tenía sífilis, la prevalencia de esa enfermedad curable, no superó el 18% en el resto de los pacientes atendidos. Algo interesante fue que ninguno de los pacientes estudiados consumían drogas inyectables, confimando que la vía de infección fue la sexual. Aún así, la proporción de uso correcto del preservativo fue igualmente baja tanto en los travestis (13,5%), como en los pacientes no transgénero (18%).
"Estos datos demuestran que existe una falta de educación y de acceso a la información, dice el Dr. Losso; pero también son fundamentalmente un  indicador más de la marginalidad en la que se encuentra ese sector de la población. Estamos ante un problema sanitario muy grave: se puede mirar para otro lado y hacer de cuenta que no existe, o hacer algo para resolverlo". Es que esa población no se acerca espontáneamente al sistema de salud. "En la mayoría de los hospitales hay <<transfobia>>, ya sea por desconocimiento, falta de información o discriminación, y me parece que un médico o una enfermera están para brindar un servicio y nó para discriminar - afirma Marcela Romero coordinadora general de la Atta.
El Servicio de Inmunocomprometidos del hospital "es un equipo modelo del que la ciudad debería enorgullecerse, porque supo dar respuesta a un problema de salud pública que existe en toda América Latina: LA SOCIEDAD MIRA A LA PROSTITUCION COMO UN PROBLEMA, QUE LO ES, PORQUE LOS ESTADOS NO OFRECEN UNA ALTERNATIVA PARA TRABAJAR Y ESTUDIAR, Y NO SE OCUPAN DE UN PORCENTAJE DE PERSONAS <<trans>> CON VIH QUE ES ESCANDALOSO.
LAS POLITICAS PUBLICAS NO LLEGAN SI NO ES DE LA MANO DE LA SOCIEDAD CIVIL.
Resúmen de un artículo publicado en Ciencia-Salud por FABIOLA CZUBAJ, (Diario La Nación) 07/08/09

Etiquetado en derechos de las Mujeres

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post