Un derecho conquistado por los varones ¿cómo?

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

En la anterior publicación, el Grupo "Varones por la equidad" proclama que el derecho sobre su propio cuerpo que reclaman las mujeres, es disponer de un "derecho" que fué conquistado por los varones hace mucho tiempo.
Quisiera en este artículo ; remarcar que este "derecho conquistado por los varones" es una causa directa del patriarcado como sistema, que insistentemente ha considerado el cuerpo de la mujer como suyo, ajeno a la propia mujer.
¡SI! No hay duda que a lo largo de la historia, el cuerpo femenino ha sido "territorio" donde se han ejercido poderes en forma violenta por parte de los "varones" ; desde el derecho de pernada en la época colonial, hasta la violación masiva de mujeres en la reciente guerra de Kosovo. (¿podemos llamar a estas aberrantes acciones , derechos conquistados?)
Los cuerpos de las mujeres han sido sujetos de violencia, pero no de una violencia caprichosa, sino de una violencia simbólica por la que se ejerce poder; poder masculino no sólo entre hombre y mujer como pareja, sino incluso poder territorial y social. El poder masculino se impone al cuerpo femenino cuando lo maltrata, lo viola, lo usa sexualmente para reafirmarse como el preminente, como el fuerte, el controlador macho y autosuficiente. También los cuerpos de las mujeres han sido satanizados como oscuros objetos pervertidores de la moral; justificando así muchas violaciones, en las que los hombres culpabilizan a la mujer por "provocar" el ataque. (todas estas conductas ¿son derechos conquistados?)
Por otra parte el hecho de que la Iglesia Católica (Institución patriarcal por excelencia) se niegue al uso de anticonceptivos y educación sexual, no hace otra cosa que reafirmar la premisa ideológica, que el cuerpo de las mujeres y su capacidad reproductiva es de propiedad social y hasta divina, destinada a la reproducción de la familia y que, cualquier tentativa de autodeterminación o negación de la maternidad, atenta contra las fibras más íntimas de la estructura social.(¿esta negación absoluta al derecho a decidir de otros, ¿es un derecho conquistado?)
Las mujeres no nos apropiamos de ningún derecho de los varones, porque "el derecho a decidir" es un desafío que nos propone visiones y prácticas substanciales en la construcción de una sociedad, donde todas y todos podamos vivir con igualdad de derechos y equiparación de oportunidades. Este es un poder que construye una individualidad plena de autoestima y libertad, , y desconstruye valores y prácticas que ven el cuerpo de la mujer, no como suyo sino cono el del "otro".
Nuestros cuerpos es el primer espacio de construcción de potencialidades, identidades, valoraciones y proyecciones transgresoras de los límites y propiedades impuestas.
Decidamos con responsabilidad y asumamos las consecuencias de nuestras acciones. Somos libres y nuestros derechos como humanas, tienen el mismo valor que los derechos de todas las personas.

Etiquetado en derechos de las Mujeres

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post