Abuso sexual infantil.

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

187659.jpg
Aunque en los últimos años las denuncias acerca de diferentes formas de abuso infantil han aumentado radicalmente en todo el mundo, no hace mucho tiempo que se han comenzado a tomar medidas jurídicas prar proteger a las víctimas, considerándolo como una entidad médica y aceptándolo como un grave problema social. Según la American Academy of Pediatrics anualmente, el 1% de los niños sufrirá abuso sexual. En nuestro país no hay estadísticas muy serias en relación a esta temática, pero se sabe que en los últimos 8 años se triplicaron las denuncias a pesar que se estima que se da a conocer sólo 1 de cada 10 casos.

QUÉ ES EL ABUSO SEXUAL?
Se considera abuso u acoso sexual en niños a toda actividad que sea llevada a cabo por un adulto o por otro pequeño que tenga connotaciones sexuales. El abuso sexual  ocurre sin el consentimiento en condiciones de desigualdad entre el abusador y la víctima, como consecuencia de algún tipo de coerción, por eso conlleva un acto de poder sobre un niño para el placer de un adulto.

Estas actitudes tienen diferentes manifestaciones, dentro de las cuales podemos mencionar:
* Manoseo corporal * Toqueteos de genitales * Obligar a la víctima a que toque el sexo del abusador * Sexo oral * *Frotación de genitales contra el niño * Penetración anal o vaginal * Exibición del sexo a los niños * Darles revistas o filmes porno *
 Hacer materiales pornográficos u obscenos con niños *

¿Por qué un niño no habla del tema?
- En general no sabe expresar con palabras lo que ha sucedido.
- Excede sus posibilidades de elaborarlo.
- Ha sido persuadido o amenazado para que no hable.
- Por vergüenza o culpa.
- Temen que no le crean o lo castiguen.
Por otra parte es importante tener presente que quienes abusan de los niños no siempre son personas extrañas, en nuestro país se estima que en el 90% de los casos se trata de personas cercanas a la familia: familiares, vecinos, amigos de los adultos a quienes los niños conocen y en quienes confían.
Esta situación dificulta mucho más aún la desición de los pequeños de denunciar lo sucedido.
¿Cómo podemos darnos cuenta que algo de esto está sucediendo?

Continúa en el próximo artículo . . . . . . . . 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post