Afganistán: Una Joven Mujer de talla olímpica.

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

68705.jpgLa joven rompe las barreras en un país donde el régimen talibán les prohibió a las mujeres hacer deportes

 
Sadaf Rahimi es una chica de 17 años de edad que está cerca de convertirse en la primera boxeadora olímpica de su país y la tercera deportista afgana en ver acción en los Juegos Olímpicos.

‘La primera vez que golpeé a alguien fue en mi pueblo, tenía 11 años. De hecho, fue mi primo’, dijo Rahimi en un reportaje de la reconocida cadena CNN durante un descanso de su entrenamiento. ‘Después me dijo que le pegué tan fuerte ¡que debía convertirme en boxeadora!’.

Y así nació su camino en el pugilismo que ahora la lleva a los juegos de Londres.

Una arena donde los talibanes ejecutaban a las mujeres es hoy el lugar donde Rahimi entrena y teje día a día su sueño olímpico.

CARENTE DE AYUDA

La joven chica y sus compañeras, incluida su hermana Shabnam, no pueden entrenar en un ring de boxeo apropiado y no existe en la Afganistán devastada por la guerra.

‘El equipo que tenemos es algo inadecuado. Yo tuve que comprar mis propios calcetines de boxeo’, dijo.

‘Sólo podemos entrenar una hora al día, y eso es todo’, dijo Rahimi. ‘No es suficiente prepararse para Londres. Otros equipos alrededor del mundo entrenan tres veces al día’.

Rahimi dice que le gustaría ayuda de expertos en Dubai o India para ser competitiva contra las peleadoras internacionales.

‘Nos gustaría un patrocinador con un buen nombre en el mundo de los deportes. Pero más importante, que puede ayudar a nuestras atletas en el futuro’, dijo el entrenador de Rahimi, Mohammed Saber.

ROMPIENDO BARRERAS

Sharifi, un exboxeador profesional y un defensor de los derechos de las mujeres, cree que el mundo verá a Afganistán de otra manera cuando Rahimi suba al ring en Londres.

‘Espero que el mundo vea que las mujeres afganas están tirando sus barreras al seguir sus sueños de convertirse en atletas profesionales. Nosotros representamos este país con orgullo’, dijo.

SUSPENSIÓN

Cuando a las atletas se les dijo que no podían competir en los deportes bajo el régimen talibán, Afganistán fue suspendido de competir por el Comité Olímpico Internacional (COI). Como resultado, se perdió los Olímpicos de Sydney.

Afganistán; con atletas mujeres involucradas por primera vez, compitió en Atenas 2004 después de que el régimen talibán había sido derrocado en 2001.

OTROS OBSTÁCULOS

En un país donde los activistas de los derechos humanos dicen que las mujeres siguen siendo vulnerables a los prejuicios y a otros problemas que incluyen violencia doméstica, abuso sexual y en el matrimonio, Rahimi teme por su propia seguridad.

Mi padre habló sobre amenazas y advertencias anónimas sobre que sus hijas no debían boxear.

‘Por un mes no pude entrar al gimnasio a practicar por mi seguridad’, dijo.

LA FAMILIA

Mientras sus propios padres son de gran apoyo para ella y su hermana, dice que otros miembros de la familia critican su estilo de vida.

‘Mi tía decía que las mujeres debían quedarse en casa y hacer los quehaceres, no debían de salir y hacer deportes. Decía que mis acciones no estaba en línea con el Islam’.

Pero Rahimi dice que esta presión no la hace dejar el deporte que ama.
 
Artículo publicado por: La Estrella (Periódico de Panama) - Servicios Internacionales - 10/04/12 -

Etiquetado en Género

Comentar este post