Argentina: Desafíos del movimiento de mujeres: La articulación con las organizaciones sociales.

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

399266_290433361028659_202827649789231_670464_287758376_n.jpg

La realización exitosa del vigésimo séptimo Encuentro Nacional de Mujeres bajo el lema el encuentro somos todas puso nuevamente al descubierto entre muchos temas.

• La muerte de mujeres por aborto clandestino

• La red de trata de mujeres

• La violencia doméstica

• La doble opresión de las mujeres

Las cifras y hechos que actualmente tienen mayor visibilidad también pusieron nuevamente al descubierto la responsabilidad política del Poder Ejecutivo Nacional, de la mayoría de las gobernaciones y municipios ante la falta de políticas efectivas en materia de salud, educación y derechos humanos.

Sobre esta cuestión nos preguntábamos hace cuatro años al reflexionar sobre El Estado y la lucha de las mujeres (1):

Cuando las mujeres solicitamos y/o exigimos al Estado:

• reconocimiento a decidir sobre nuestro propio cuerpo;

• igualdad de oportunidades entre varones y mujeres en el ámbito laboral.

¿A qué Estado nos estamos dirigiendo?

En un extenso trabajo intentábamos responder que las mujeres nos dirigíamos a “una instancia central donde se dirime la lucha por el poder”, reconociendo que “En primer lugar, que el estado capitalista es un estado de clase y, en cuanto tal, “representa la condensación de las relaciones de dominio y supeditación que existen en un determinado momento del desarrollo social. Esa y no otra es “representatividad” de la vida estatal: no representa la voluntad de todos los/las ciudadanos como pretende el saber convencional de las ciencias sociales sino el provisorio equilibrio a que se llega en la lucha de clases. Equilibrio que no borra la existencia de una clase dominante, más o menos diversificada o unificada según los casos y su enfrentamiento con las clases dominadas. Y como estado capitalista su lógica de funcionamiento lo lleva a garantizar incesantemente la reproducción de las relaciones capitalistas de producción. (…)

En el año 2009, volviendo sobre el tema (2), reafirmábamos que en el movimiento de mujeres tenemos un eje, elaborado desde hace muchos años vinculado a la prevención, la educación y la asistencia, sintetizado en la consignas:

• educación sexual para decidir

• anticonceptivos para no abortar

• aborto legal para no morir

La acción y la reflexión

La vasta experiencia de luchas del movimiento de mujeres y de la intensificación en estos últimos años, para enfrentar fenómenos como la violencia doméstica, la trata, derechos sexuales y reproductivos, aborto, acoso sexual e igualdad de oportunidades en el ámbito laboral, hacen visible que muchos de estos hechos han sido considerados naturales. Habiéndose logrado que distintos organismos del gobierno tomaran algunas iniciativas para abordar la gama de problemas enunciados, pero creemos necesario interrogar ese conjunto de prácticas e introducir una reflexión acerca de la relación de nuestras propuestas, los logros, las dificultades y las perspectivas.

Desde nuestro punto de vista las perspectivas de nuestras luchas, la doble opresión de las mujeres es un problema social que debemos encararlo en forma conjunta con el movimiento popular en todos los ámbitos. Los hospitales y las escuelas deben ser centros de operaciones para abordar el flagelo de muertes de mujeres por aborto clandestino, así como prevenir los embarazos de las niñas. Los instrumentos legales existentes deben ser aplicados con control popular. (3)

Notas:
1) Kandel, Ester, Debates. El Estado y la lucha de las mujeres, Argenpress, 23 de diciembre de 2008.
2) Kandel, Ester, El Estado Argentino y la lucha de las mujeres: Aborto y mortalidad materna Argenpress, 20 de enero de 2009.
3) Kandel, Ester, Se puede prevenir, 24 de agosto de 2011.

Publicado por: Argenpress.info - Ester Kandel - octubre/2012 -

Etiquetado en derechos de las Mujeres

Comentar este post