Argentina: El Vaticano acepta la dimisión del obispo Bargalló.

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

Iglesia-20de-20San-20Pedro-20y-20el-20Vaticano.jpg

No podía ser de otra manera. El papa Benedicto XVI le ha bajado el pulgar al obispo de las localidades bonaerenses Merlo-Moreno, Fernando María Bargalló, después de que confesara que tenía una relación sentimental con la mujer con la que había sido fotografiado en una hedonista playa caribeña y a la que primero quiso hacer pasar como una amiga de la tierna infancia.

 

Bargalló, que era nada menos que presidente de Caritas Latinoamérica, decidió renunciar cuando las imágenes se impusieron a sus palabras. Fue un escándalo y el Vaticano lo ha dado por acabado este martes, con velocidad sumaria.

 

Benedicto XVI ha aceptado la renuncia en cumplimiento del canon 401, párrafo 2 del Código de Derecho Canónico. El artículo es taxativo: "Se ruega encarecidamente al Obispo diocesano que presente la renuncia de su oficio si por enfermedad u otra causa grave quedase disminuida su capacidad para desempeñarlo". Pero, en rigor, señalan los especialistas, se trata de una lisa y llana destitución porque la dimisión ha sido exigida. Bargalló será sustituido por Jorge Pedro Casaretto, obispo emérito de la diócesis de San Isidro.

 

Escándalo y explicaciones insostenibles

 

Todo comenzó hace una semana cuando el Canal América de la televisión argentina llevó a la pantalla las escenas del obispo bañándose en aguas paradisíacas con una blonda mujer. Al escándalo de la revelación le siguió el escandaloso ardid del religioso: quiso presentar esos arrumacos caribeños como fruto de una tierna amistad. Bargalló afirmaba que se había encontrado casi de casualidad en México con su amiga. Todo, insistió, era un malentendido. Y los que querían ver otra cosa en esos abrazos, esas miradas, esas sonrisas, estaban haciendo una interpretación errónea de los hechos. Pero los argumentos se deshicieron como castillos de arena.

 

El 'caso Bargalló' suscitó sospechas que excedieron al fogoso obispo. ¿Quién había dado a conocer las imágenes? El exresponsable de Caritas no tenía una buena relación con el alcalde de Merlo, el peronista Raúl Othacehé, conocido por sus métodos poco democráticos para dirimir las controversias políticas. Bargalló había criticado a su vez a la presidenta Cristina Kirchner y algunos quisieron ver en la revelación de las imágenes la mano de un servicio de inteligencia. Nada más alejado de la verdad.

 

Bargalló mantenía hace tiempo la relación con la dueña de un restaurante del barrio de Belgrano y no fue el azar el que los junto en el Caribe. Cuando no le quedó más remedio que la confesión, hizo saber a los sacerdotes de su diócesis que se iba. Después fue a la Nunciatura Apostólica (Embajada del Vaticano).

 

El precedente del obispo Podestá

 

El 'caso Bargalló' irrumpe en la escena argentina sin la carga romántica que tuvo lo que, hace cuatro décadas le ocurrió al obispo Jerónimo José Podestá. Miembro del movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo, Podestá había participado de las sesiones del Concilio Vaticano Segundo. Era un obispo altamente comprometido, pero en 1966 Podestá conoció a Clelia Luro, una mujer separada y con seis hijos. Con ella inició una relación sentimental que lo llevaría a renunciar al obispado en 1967.

 

Podestá hizo pública su situación y decidió pagar gustoso sus costos. En 1972 fue suspendido de su estado clerical. Se casó ese mismo año. Dos años más tarde, tuvo que exiliarse por amenazas de la ultraderecha.

 

Artículo publicado por: elperiodico.com - Abel Gilbert - Buenos Aires - 26/06/12 -

Etiquetado en Actualidad

Comentar este post