Argentina: por una ley para las trabajadoras domésticas.

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

Según el estudio, que toma como base datos de la Encuesta Permanente de Hogares y presenta un cruce propio, el trabajo doméstico es una ocupación que concentra un número importante de mujeres: en el segundo trimestre del 2010 representaba al 17,8 % del total de mujeres ocupadas y el 22 % del total de asalariadas de todo el país.

La relación del trabajo doméstico y el nivel educativo, la posición en el hogar de las mujeres ocupadas en este sector, la estructura etárea, sus jornadas laborales, la forma de inserción y la procedencia son algunos de los datos sobre los que se trabaja en el informe. Y, a partir de la caracterización del sector, elabora una serie de propuestas para mejorar las condiciones laborales de los trabajadores, en su mayoría mujeres, que se desempeñan en el trabajo del servicio doméstico.
La necesidad de sancionar una nueva ley que reemplace al Decreto 326 que actualmente regula la actividad y fue promulgado durante la dictadura en 1956 y que representa un apartamiento de esta actividad de la Ley de Contrato de Trabajo, que regula las relaciones del trabajo de sector privado, fue uno de los ejes de las exposiciones. 'Es una de las grandes deudas de la democracia', señalaron en el encuentro.
Marita Percebal, encargada de la apertura del encuentro de lanzamiento del informe, realizado en diciembre, fue la primera en destacar la necesidad de sancionar una nueva ley. 'Hay más de 1.200.000 mujeres con un altísimo porcentaje de jefas de hogar que no tienen derecho a vacaciones pagas, al aguinaldo, a enfermarse, a tener un hijo porque no pueden pedir licencias. Es decir, no tienen derechos'. En este sentido, destacó el pedido que realizó al Ministerio de Trabajo para trabajar en el proyecto en términos de derechos humanos.
Estela Díaz, coordinadora del CEMYT, explicó que el trabajo elaborado se propone no sólo brindar una mirada analítica sobre el sector sino también, como centro que es parte de una central de trabajadores como la CTA, discutir cómo se favorece la organización, la participación y la sindicalización de las trabajadoras. 'Este es el gran desafío que tenemos porque las leyes son importantísimas pero sabemos que para que se cumplan debe haber una conciencia respecto a los derechos que estas leyes representan y esto lo deben asumir como protagonistas cada una de las trabajadoras del sector que van haciendo suyo este derecho'.
Díaz reconoció los avances que hubieron desde el 2006 en adelante y que permitieron, entre otras cosas, la formalización de un importante número de trabajadoras. Sin embargo, señaló que 'estas medidas no alcanzan, porque los niveles de informalidad siguen siendo altísimos'. En este sentido destacó el Proyecto de Ley enviado por parte del Poder Ejecutivo al Congreso de la Nación y presentó una serie de propuestas para incluir en la reglamentación de la normativa.
La necesidad de establecer una libreta de trabajo doméstico para contemplar la situación de una gran cantidad de mujeres que prestan sus servicios a más de un empleador, el establecimiento de espacios de cuidado infantil, la profesionalización del trabajo, favorecer el desarrollo de cooperativas de mujeres que ofrezcan el servicio no de manera individual, la promoción de la terminalidad educativa, la organización de campañas de sindicalización y el establecimiento de la negociación colectiva para el conjunto de los/las trabajadores/as del sector son algunos de los puntos desarrollados en el estudio y que fueron presentados en el marco del encuentro.
 Fuente: ArgenPress.info - CEMYT-ARTEMISA - 15/01/11

Etiquetado en Trabajo

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post