Argentina: Rosario: De leyes caóticas y políticas clientelares.

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

 "En las últimas cuatro intervenciones que tuvimos con chicos que mataron o terminaron muertos, encontramos que todos ellos habían pasado por el Instituto de Rehabilitación Adolescente de Rosario. Es decir que esa experiencia no sirvió para nada. No quedó ninguna marca positiva", sostuvo el abogado Gustavo Lorenzo, subdirector del Centro de Asistencia a Víctimas de la Defensoría del Pueblo de la provincia de Santa Fe en la cuna de la bandera.
 

Lo dijo en medio de una jornada de debate y reflexión realizada en el Hospital de Niños, "Víctor Vilela", en la ex ciudad obrera y portuaria.

El público eran enfermeras, psicólogas, médicos, trabajadores sociales que todos los días ponen el cuerpo en las decenas de centros de salud, allí donde la ferocidad del sistema se ensaña en múltiples formas de violencia siempre acunadas por las distintas maneras de complicidad entre las fuerzas de seguridad y las bandas que van creciendo mientras las clases políticas miran para otro lado hasta que estalla la bronca y la impotencia barriales.
Para Lorenzo, cuando la Convención Internacional de los Derechos del Niño se convirtió en ley en la Argentina se la votó "entre gallos y medianoche, bien de madrugada, luego de un debate que tuvo como eje la suspensión de juicios hipotecarios y entonces así salió: mal. Porque aunque se derogó la vieja ley de patronato de la infancia, un viejo reclamo de las organizaciones sociales, hoy es muy difícil de aplicar porque es confusa y genera angustia en los operadores que trabajan en los territorios", sostuvo con claridad y contundencia.
Agregó que la principal idea de la ley fue apartar a los chicos y las chicas de la justicia penal para llevarlos a un área administrativa de los estados provinciales.
-El problema, entonces, se convierte en una cuestión presupuestaria. Y cuando no hay, los derechos de la niñez no existen - apuntó Lorenzo.
De acuerdo a su visión, basada en la experiencia concreta de muchos años de trabajo en los barrios junto a los profesionales que se juegan de manera cotidiana en las vísceras de la sociedad rosarina, "hoy existe una situación caótica. Es difícil que el niño, que la niña sean realmente sujetos de derecho y cuándo y de qué manera se los escucha.

 

Es curioso ver casos de que una niña o un niño son consultados cuando tienen entre cinco y ocho años y a partir de los diez no se los escucha más y eso tiene que ver con lo difuso de la ley", remarcó.
En relación a la Asignación Universal por Hijo, Lorenzo señaló que "si bien hay aspectos muy positivos, en la práctica se verifican casos donde una mujer deja de percibirla porque, de pronto, restituye un chiquito que le estaba cuidando a otra familia y, entonces, desde las computadoras de la ANSES le sacan el beneficio. Lo más increíble es que la respuesta sea que es por un problema de sofwtare. En realidad, la dependencia de la aplicación de la ley de los derechos del niño de los ministerios de desarrollo social provinciales terminan siendo prácticas clientelares. Algo que también incluye a lo nacional", describió el profesional de la Defensoría del Pueblo de la provincia de Santa Fe. Lo mismo ocurre a la hora de poder gozar el derecho de una pensión transferida de parte de un familiar. No es algo simple, si no todo lo contrario.
-Necesitamos generar una política que cuestione el presente y genere algún tipo de futuro - opinó una psicoanalista que recordó que Freud ya hablaba de la necesidad del compromiso político además del personal.
En la realidad cotidiana de los barrios rosarinos, los trabajadores de la salud y la educación parecen ser los primeros y últimos abanderados de una sociedad que pelea por resguardar algo de humanidad ante tanta ferocidad desatada por el capitalismo y su nuevo circuito de dinero fresco que es el narcotráfico.
Ellos necesitan que esas leyes que hablan de los pibes y los más necesitados estén más a la altura de sus esfuerzos que a la mera declaración enunciativa de palabras que jamás llegan a modificar la realidad.
Mientras tanto, ellos, los trabajadores de salud, están allí, haciendo el aguante de lo humano, al igual que las mayorías.


Artículo publicado por: Agencia de Noticias PELOTA DE TRAPO - Carlos del Frade - 23/04/112 -

Fuente de datos:  Seminario realizado en el Hospital Vilela de Rosario, el viernes 13 de abril de 2012, del cual participó este cronista.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post