Cárcel de mujeres.

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

En la ciudad donde nací, ahora lejana y diluida, hay un edificio sombrío, que sin embargo recibe todos los rayos del sol. Está en el Parque, rodeado de árboles. Sellama El Buen Pastor. Es una cárcel de mujeres. Yo pasaba cuando era niña por allí, muchas veces. En las ventanas había óvalos que eran caras de mujeres. Ya quería hablar con esos óvalos, no podía verles las facciones, adivinaba historias trágicas. en especial había una ventana por la que se asomaba una sola mujer, siempre.

Un día ella arrojó un cuaderno, como si fuera una botella al mar, y yo lo recogí y lo tengo, es algo increíble. La página que más me llama la atención está escrita con excesivo cuidado, como si la que lo escribió cuidara su prosa, aunque hay errores de ortografía y sintaxis que traté de corregir.

Nunca supe de verdad quién era la escritora, más que un óvalo y una mano que arroja un cuaderno que ahora está amarillo, que casi es una reliquia mía.

 

COPIO LA PÁGINA:

 

El patio es gris, gris es el patio; todos los hombres matan lo que aman, Pero yo no soy un hombre, soy mujer.

- No seas bestia Clara - Él se refería a la humanidad. Todos los hombres, con un palo o un suspiro.

- No sé, no era así. No seas bruta Clara.

Bruta es una palabra vulgar. Es como "amo a tu cosita" escrito con caca en el baño. Allí está escrito. También hay gotas de sangre en la pared. Rodean con sangre la obra.

- Clara, estrellita del cielo. ¿por qué  no estás de día, cuándo nos traen a todas al patio?

El patio es gris, gris es el patio; me emociono apenas digo patio o libertad. Hay noches en que salís en el techo de mi celda. Hay veces que no te callás adentro mío. Hay otras veces en que me envenenás con tu silencio, mugrienta. Tu silencio mientras ellas hablan, les das lugar a que hablen cuando callás. Sé que lo hacés adrede; siempre fuiste maligna, cruel. Me trajiste hasta acá, me guiaste como guiaba la estrella de los pastorcitos hasta Dios. Ella era buena.

Por ahora sólo puedo distinguir lo bueno y lo malo, lo blanco o lo muy gris. Y si algo tenía es que era sutil, que percibía los matices. Por ahora sólo puedo distinguir lo blanco y lo que llaman negro, y es muy gris.

Nunca entendí el amor. El amor no es amor, sí lo entendí. Que lo llamen así. Una pareja de mujeres en la celda se besa con locura. Les dura hasta los pasos que vigilan. Se besn y cuando la otra no la vé, una extiende la mano y me toca; me llama queriéndome atraer.

Tampoco existe el sexo, nunca lo entendí. Éstas ya deberían estar hastiadas, lo hacen todos los días. Pero siempre una de ellas me llama, no siempre la misma. Dicen que no son lesbianas, que se hicieron aquí. Que descubrieron no sé qué. Pero en definitiva es un pan amargo para un hambre muy oscura, de siglos. No es apetitoso si no te gusta, no se come simplemente por hambre. Y ellas lo hacen simplemente por hambre, se sacian y me llaman. Como si fuera un postre embrujado, la casita de chocolate de un bosque.

Cuándo yá no se tiene hambre no se come. Por la gula se come lo delicioso, lo prohibido. Entre el portugués y el castellano, lo exquisito con sus significados antagónicos. Agónicos. Agonizan a veces cuando acaban. No sé si es sólo por el cansancio, tal vez ni acaban. Me provocan. Sé muy bien que soy linda como Corina, que le robé la belleza que había tenido de joven cuándo la asesiné a los cien años. a los cien años de ella, veinte míos. Sé muy bien que lo lindo es lo feo, lo negro lo blanco, lo bueno lo malo, el agua el fuego, la nieve el sol, la verga la vagina. Escritura automática, cuántas estupideces.

<<<< continúa >>>> 

 

Etiquetado en Historia de Mujeres

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post
D

Impresionante historia de lesbianismo y asesinatos, pero mas impresionante como llego a ti el cuadreno


Responder
L


Los artículos que publico me llegan de diversas organizaciones internacionales a las que estoy suscripta para poder informar sobre diversos temas. No son de mi autoría pues verás que al pié de
los mismos siempre cito la fuente. Gracias por el comentario y por visitar mi Blog susana Giosa.