Casi el 40 por ciento de las mujeres que recurren a un tratamiento de fertilidad no tienen pareja.

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

Cada vez son más las mujeres que deciden recurrir a la maternidad sin pareja. Y lo hacen a través de las técnicas de reproducción asistida. Según datos actualizados de las clínicas de reproducción asistida, cerca de un 40 por ciento de las mujeres que se someten a estos tratamientos lo hacen sola.

Este aumento se ha visto también propiciado por las trabas que las mujeres encuentran a la hora de plantearse una adopción nacional o internacional de un o una menor. Los últimos datos de la Sociedad Española de Fertilidad hablan de más de 1.500 mujeres que anualmente deciden ser madres solteras de un donante en España, a las que se le suman las mujeres extranjeras que recurren también a ellos, dado que en sus países las leyes de reproducción asistida son mucho menos permisivas.

El turismo reproductivo está siendo muy importante en España. En Francia, por ejemplo, los tratamientos de reproducción asistida solo se permiten a parejas de distinto sexo, casados o con dos años de convivencia y en edad de procrear según su ley de reproducción asistida, y en Italia, exactamente igual. En Portugal, casados o con dos años de convivencia viviendo juntos y no separados ni de hecho ni judicialmente. En Alemania, no hay regulación y la sanidad pública no lo cubre cuando se necesita de gametos de donante. Austria, tampoco permite que las mujeres sin pareja puedan ser madres mediante un tratamiento de reproducción asistida.

Algunas clínicas españolas ofrecen sus datos: FIV MADRID, ha pasado en diez años de atender un 2 por ciento de mujeres sin pareja a un 12 por ciento; la clínica Manzanera, en la Rioja, en los dos últimos años sitúa el incremento en un 35 por ciento; Procreatec en Madrid ha observado un aumento del 15 por ciento de estas paciente frente a 2010; CREA en Valencia cuenta con un aumento del 100 por ciento en este tipo de tratamientos a mujeres solteras o IMFER, en Murcia que ha visto incrementada la cifra de mujeres solas desde 2008 en un 40 por ciento; además, el Instituto Madrileño de Fertilidad (IMF) afirma que por encima del 53 por ciento son los tratamientos de inseminación artificial que la clínica realiza a mujeres solas cuando en 2009 estaba alrededor del 18 por ciento e IVI dice que el número de mujeres solas que acuden a un banco de esperma para ser inseminadas ha aumentando un 200 por cien en los últimos cinco años.

La web www.masola.org, especializada en madres solas por elección propia cuenta ya con más de 115.000 usuarias y usuarios únicos anuales, además de cada vez hay mayor número de seguidoras y seguidores en las redes sociales. “Entre tres y seis chicas nuevas se dan de alta en la web a la semana y cada vez también son más las mujeres extranjeras que escriben para solicitar información”, comenta Rosa Maestro, su fundadora.

Sin embargo, añade “el retraso de la maternidad, por encima de los 35 años, hace que como consecuencia de la caída de la calidad en los óvulos, el 50 por ciento de estas mujeres se tengan que someter a diferentes tratamientos y algunas recurrir a la ovodonación (donación de óvulos) o donación de embriones”.

Pero, pese a este incremento, según Rosa Maestro, las leyes fiscales y las ayudas sociales son escasas y muy difíciles de conseguir para las familias monoparentales que sufren una fuerte discriminación en temas como: La deducción por hijo o hija en la Renta es mayor para una familia biparental que para una monoparental, no están incluidas en el bono social., no existe conciliación de vida laboral con la familiar, están excluidas de becas para comedores, transportes públicos, compra de libros, no pueden adoptar a un o una menor en igualdad de condiciones que una familia biparental.

También su permiso de maternidad es menor que el de una familia biparental, carecen de los 15 días a los que puede optar el padre. Además, muy pocas son aceptadas en la Seguridad Social para optar a un tratamiento de fertilidad, y después de cuatro años esperando un título de familia numerosa con dos hijos o hijas en discriminación con viudas y viudas que si lo tienen, se han quedado sin él.

Fuente: AmecoPress - Madrid - Redacción  21/12/11 -

 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post