Chile: Esterilización forzada y discriminación por VIH.

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

Hace dos años, encontré a Francisca, una joven mujer de un pueblo rural de Chile. Cuando ella cumplió 20 años, recibieron con su marido la muy agradable noticia del nacimiento de su primer niño. Pero ese entusiasmo se trocó rápidamente en preocupación cuando, en una prueba prenatal de rutina, la joven fue encontrada portadora del sida. A pesar de su miedo inicial, Francisca tuvo el alivio de saber que había buenas posibilidades de que su niño naciera sano. Tomó todas las medidas indicadas para reducir la transmisión madre-hijo y alumbró un bebé VIH-negativo en noviembre de 2002.

Al día siguiente de su parto por cesárea, sin embargo, Francisca recibió un golpe tenebroso: supo que el cirujano de turno decidió esterilizarla durante el nacimiento, sin su conocimiento ni aprobación. Francisca y su marido no podrían tener más niños juntos. Seis años después de este espantoso incidente, Francisca todavía no puede contar su historia sin ponerse a llorar. La parte más dura, dijo, es cuando su hijo le pide un hermano o hermana.
El año pasado, el Centro para los Derechos Reproductivos [con sede en Nueva York] y [la organización chilena] Vivo Positivo (1) llevaron el caso de Francisca ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Hoy, estamos cumpliendo con lanzar “Dignidad Negada: Violaciones de los Derechos de Mujeres Seropositivas en Instalaciones Hospitalarias Chilenas”, una investigación en profundidad sobre amplias prácticas de discriminación en las prestaciones de los servicios médicos reproductivos a mujeres que viven con VIH/Sida.
Estuve seis meses hablando con 27 mujeres en cinco diversas regiones de Chile, recogiendo sus historias. La investigación confirmó lo que nosotros ya sabíamos por un estudio anterior realizado por Vivo Positivo: las mujeres chilenas que viven con VIH/Sida con frecuencia recibieron presiones para no quedarse embarazadas, a menudo fueron regañadas por los propios trabajadores del sector salud por sentir tales deseos o simplemente hacerlo, y a veces ejercieron presión, coerción o las forzaron a someterse a esterilización quirúrgica.
Las mujeres también me relataron otras formas de discriminación y abuso que han padecido. Algunas me relataron que les dieron información inexacta o engañosa sobre el sida, mientras los trabajadores de los servicios de salud hacen pública con publicidad la situación personal de pacientes con VIH, sin hacer caso a la confidencialidad ética de la prestación de salud.
Chile.jpg
Daniela me relató que -después de dar a luz- le dijeron que no podría abrazar ni besar a su niño recién nacido porque lo infectaría. “Entonces fue que aprendí qué es la discriminación contra una persona”, me contó ella.
Además de disuadir a estas mujeres de buscar la atención sanitaria adecuada, Julia me dijo que ella [s] “tolera [n] tanto dolor como pueda [n] antes de ir al hospital”, después de las experiencias negativas que han sufrido allí.
Las experiencias que compartieron conmigo las mujeres son desgarradoras y espantosas, pero ellas quisieron hacer oír sus voces para poner fin a este tratamiento abusivo. Desafortunadamente, las mujeres seropositivas continúan sufriendo la misma clase de discriminación y de acoso por todas partes de Chile, un país que tiene el compromiso de respetar los derechos humanos fundamentales de la gente sin discriminarla por su género o su estatus VIH/Sida.
Dignidad Negada hace un llamado a la acción para que el gobierno de Chile, los poderes dominantes y la sociedad civil se aseguren de que todas las mujeres tengan acceso a servicios aceptables, voluntarios, y no discriminatorios de atención sanitaria con independencia de su estatus VIH. Esperamos que sacando a la luz lo qué le ha sucedido a Francisca, Daniela, Julia y muchas con quienes hablamos, podemos evitar que otras mujeres seropositivas experimenten abusos a manos de la gente que debe cuidar por ellas.
 
Fuente: ArgenPress.info - SUZANNA PHILLIPS - Traducción: ERNESTO CARMONA - 29/10/10
SUZANNA PHILLIPS es la principal autora del informe Dignidad Negada: Violaciones de los Derechos de Mujeres Seropositivas en Instalaciones Hospitalarias Chilenas. También es asesora jurídica del Programa Legal del Centro para los Derechos Reproductivos.

Etiquetado en derechos de las Mujeres

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post