Críticas a la decisión judicial.

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

Una vez más, un caso de violación de una niña de 15 años, está en manos de la "justicia" para que contemple dar autorización para realizar un aborto. La niña, yá ha declarado que si no le permiten abortar se matará.1121046-copia-1 S.Giosa.

" NO DEBIÓ JUDICIALIZARSE"

" Impedir el aborto de una niña de 15 años, que fué violada por su padrasto, es algo por lo menos aberrante. Es un horror. Porque, entre otras cosas, es una clara vulneración a los derechos humanos de la menor. En primer lugar, no debería necesitar una autorización judicial, ya que el caso está contemplado dentro de las excepciones de punibilidad de nuestro Código Penal. La pequeña quedó embarazada a raíz de una violación. Y además en este momento está en riesgo su salud, entendida en los términos que lo hace actualmente la Organización Mundial de la Salud. Es evidente que la niña debe estar inestable mentalmente, dado que el violador es su padrasto. Por otro lado la Convención Internacional de los Derechos del Niño y el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer, dos compromisos asumidos internacionalmente por el Estado argentino, también establecen la excepción penal en casos como los de la niña de Comodoro Rivadavia. Sin embargo, y aunque desde el punto de vista que se lo mire, el caso no debería haber sido judicializado, en el país preexiste una distancia entra las prácticas y el cumplimiento efectivo de los compromisos legales asumidos por el Estado, en los que refiere a los derechos humanos. Y, lo que es peor, es que esa distancia perjudica exclusivamente a las mujeres en situación de pobreza, que no tienen acceso a un aborto por fuera de una institución pública y gratuita".

Alejandra Tolosa - Delegada del Inadi en Chubut.

"SE DEBE CAMBIAR LA LEY"

"La Justicia está desconociendo una demanda justa y válida del derecho de una niña violada a la salud. Con su fallo, la Justicia condena a una chica a realizarse un aborto en forma ilegal, lo que supone un riesgo para su salud y, además, la revictimiza dejando en libertad a su victimario. Si un hospital público no es quien realiza la interrupción del embarazo, es imposible realizarle el estudio de ADN al feto para permitir establecer la paternidad y, por consiguiente, la responsabilidad de la persona que violó a la niña. Entonces, el hombre quedará libre y no sólo impune a hecho, sino que además el violador podrá seguir abusando de mujeres en cualquier otro lugar. También, en este caso hay una irresponsabilidad total de los médicos que judicializaron un caso cuándo no correspondía, puesto que encuadra perfectamente dentro de la excepción del riesgo para la vida que establece el Código Penal. Sin embargo, nosotros como sociedad tenemos que aprender que debemos adecuar la ley para que no quede ninguna duda sobre la imputabilidad de los jueces y profesionales de la salud, para que en casos como las violaciones de menores no sean librados a criterios individuales y morales. El Congreso debe cambiar la legislación: tiene que quedar explicitado en el Código Penal cada una de las situaciones en las cuales se deben realizar abortos no punibles".

Mabel Bianco. Presidenta de la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer.

PRODUCCIÓN: publicación efectuada por MARIANA SEGHEZZO en el suplemento Sociedad - Página12 - 26/02/10

Etiquetado en abuso sexual

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post