¡Cuidado! Hoodia Gordonii, un complemento saciante que se usa para adelgazar.

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

Aunque es una planta que se utiliza para adelgazar aún no se ha evaluado ni su seguridad, ni su eficacia, ni su posible toxicidad en humanos.

Durante los meses de primavera y verano, farmacias, parafarmacias y tiendas de herbodietética colman sus escaparates de productos relacionados con la pérdida de peso a través del control del apetito, englobados por su "aparente" propiedad de inhibir el apetito. Entre otros componentes destacan el glucomanano, los fructooligosacáridos, el nopal o el fucus vesiculosus, y otras plantas novedosas como la Hoodia gordonii.

Esta es la última apuesta de las compañías farmacéuticas que, según acompaña la información en una de las marcas comerciales, "es la única de las 13 especies de Hoodia que existen que contiene el principio activo responsable de la acción reductora del apetito". El órgano consultor científico de la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas insiste en que no se utilicen sus productos hasta que no haya más datos acerca de esta planta.

 

Esta advertencia se puede extrapolar a casi todos los supuestos complementos saciantes o supresores del apetito que se comercializan ya que, para la mayoría de ellos, no hay estudios con suficiente entidad científica en humanos que hayan evaluado su eficacia terapéutica y la seguridad de un consumo continuado.

 

Hoodia gordinii: de acción desconocida

 

En los últimos años se ha registrado un creciente interés sobre los complementos saciantes a base de Hoodia gordinii (Apocinaceae) que se refleja en el aumento de numerosos productos con diferentes presentaciones: cápsulas, píldoras... El saber empírico les atribuye la cualidad de reducir el apetito al tener referencias de haber sido utilizadas durante milenios por los San, más conocidos como bosquimanos, un pueblo indígena del sur de África de quienes se dice que consumían los tallos frescos y carnosos para mitigar el apetito durante sus largas expediciones sin apenas comida.

 

Este efecto de la supresión del apetito despertó el interés científico, y en los años 60 del siglo XX el Consejo de Investigación Científica e Industrial (CSIR) de Sudáfrica aisló y patentó el principio activo, el glucósido P57. En la década de los 90, la industria farmacéutica se hizo con los derechos de uso para la explotación del extracto de Hoodia como complemento supresor del apetito, un proyecto muy atractivo y lucrativo en el mercado.

 

Fuente: Boletín Eroski - Salud - MAITE SUDAIRE - 17/08/11-

Etiquetado en SALUD

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post