Descubriendo la belleza en el espejo.

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

163500.jpgUN ESTUDIO ENSEÑA A LAS MUJERES OBESAS A DESCUBRIR SU BELLEZA EN EL ESPEJO................................

 

Investigadoras de las universidades de Granada y Jaén han puesto en práctica un tratamiento para ayudar a las mujeres con obesidad a reducir los niveles de ansiedad y depresión que con frecuencia acompañan a esta condición. Para conseguirlo, nada de tratamientos costosos ni de consumo de medicamentos: sólo tienen que mirarse al espejo.

Las investigadoras han comprobado que la exposición al propio cuerpo en un espejo, tiene efectos altamente beneficiosos en las mujeres.  Aumentan sus sentimientos de belleza y ayudan a romper con los estereotipos de "chica diez" que continuamente se bombardean a través de los diferentes medios de comunicación. Buscan mujeres voluntarias de entre 19 a 30 años con obesidad, o lo que es lo mismo, un índice de masa corporal por encima de los 30 puntos, que quieran someterse a este proyecto experimental para superar su insatisfacción personal.  Deben pertenecer a la comunidad universitaria, ya sea como estudiantes, profesoras o personal de la administración. Mª Carmen Fernández-Santaella, psicóloga clínica y catedrática del Departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico de la Universidad de Granada, explica que "la preocupación por el aspecto físico y la sobrevaloración del cuerpo delgado afecta de forma alarmante a una parte importante de la población femenina de todas las edades".

Este ideal de belleza se perpetúa a través de la familia, las amistades, los compañeros de trabajo y, con especial ímpetu, en los medios de comunicación. "La constante exposición a cuerpos muy delgados en nuestra sociedad ha alterado la persepción de lo que debería considerarse un cuerpo normal", estima Farnández-Santaella. Además, dicho canon, tan asociado con el éxito personal, es inalcazable para la mayoría de las mujeres, "lo que hace que se sientan irremediablemente insatisfechas con su cuerpo". La insatisfacción corporal es muy frecuente entre las población occidental. Conseguir un "cuerpo diez" a través del seguimiento de dietas estrictas y/o de la realización de ejercicio físico desmesurado se ha asociado con baja autoestima, riesgo de desarrollar trastornos de la alimentación e incluso ansiedad y depresión.

El tratamiento busca mejorar la autoestima en mujeres tanto sanas como con transtornos de la conducta alimentaria. Hasta ahora, se ha puesto en práctica con un grupo de 30 mujeres, con resultados muy positivos. El equipo de investigación quiere seguir trabajando para comprobar si el tratamiento que ofrecen es también efectivo en población clínica, en concreto, en personas con bulimia nerviosa y en personas con obesidad. Otras universidades de Alemania y Holanda también llevan a cabo experiencias similares.

 

Artículo publicado por: Redacción AmecoPress - Sociedad - Las jóvenes - Salud y Género - 06/05/10

 

Etiquetado en SALUD

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post