El lubricante, una fuente de placer.

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

Los expertos en sexualidad señalan que la relación de pareja se vuelve más placentera y satisfactoria cuando se usa este tipo de gel personal. Actualmente los puede conseguir a base de agua y silicona

 

 ¿Haz usado alguna vez lubricantes? ¿Tus relaciones sexuales han mejorado con su uso? ¿Es bueno usar lubricantes íntimos? Estas son algunas de las preguntas que se hacen muchas personas que nunca los han utilizado y desean tener una relación más placentera.

En los últimos diez años a nivel mundial el uso del lubricante sexual se ha incrementado debido a que le permite tanto a la mujer como al hombre disfrutar de un mejor placer en sus relaciones íntimas. Hoy los puede encontrar en forma de geles, a base de agua o de siliconas. Atrás quedaron la saliva (el más natural y barato de todos) y los clásicos, siempre al alcance de la mano como la vaselina, y las cremas cosméticas.

Según destaca la ginecóloga obstetra, Rosario Cervantes, desde un punto de vista práctico existen numerosos motivos por los que debemos considerar la posibilidad de utilizar algún tipo de lubricante específico y ya no solo con el propósito de remediar la falta puntual de lubricación natural sino también para conseguir gozar mucho más de nuestras relaciones sexuales, convirtiéndolos en uno de los accesorios preferidos por las parejas. ‘Este accesorio es imprescindible en cualquier mesita de noche ya que con sus exóticos sabores y aromas son capaces de aumentar la excitación que la hacen más intensa y sensual con los juegos eróticos’, comenta la doctora.

Sin embargo, hay que señalar que el cuerpo produce su propio lubricante natural, pero, en ocasiones y debido a algunas disfunciones físicas o emocionales, o por falta de estimulación previa o excitación, ésta no es posible, sobre todo en las mujeres, explica Cervantes. ‘Nosotros como ginecólogos los recomendamos a aquellas mujeres que pierden lubricación o sensibilidad para que tengan un mayor disfrute de la sexualidad, detalló.

FUNCIONES

‘Aunque como todos sabemos, su misión principal es la de facilitar la penetración, tanto en las relaciones vaginales como anales los lubricantes cumplen otras funciones aparte de éstas, que a veces pasan desapercibidas pero que es importante recordar.

Un lubrificante previene la rotura del preservativo si se utiliza sin que la zona esté suficientemente húmeda, evita la fricción que podría desencadenar un desgarro accidental del condón. La falta de lubricación convierte nuestras relaciones sexuales en dolorosas haciéndolas muy desagradables y consecuentemente, repercute muy negativamente en nuestra relación de pareja al no poder disfrutar plenamente de la expresión máxima del amor y la pasión. ‘Al más mínimo síntoma de sequedad vaginal es recomendable utilizar alguno de estos aceites y consultar con el ginecólogo para descartar cualquier otro tipo de complicación’, explicó.

Por su parte, un estudio realizado en el 2010, por investigadores de la salud sexual en la Universidad de Indiana encontró que las mujeres que utilizaron el lubricante durante las relaciones sexuales reportaron niveles significativamente más altos de satisfacción y placer.

El estudio, que incluyó 2.453 mujeres entre 18 y 68 años, es el mayor estudio sistemático de este tipo, a pesar de la amplia disponibilidad comercial de lubricantes y los vacíos de conocimiento sobre su papel en aliviar el dolor durante el acto sexual. El mismo también demostró bajas tasas de síntomas genitales, dijo Debby Herbenick, directora asociado del Centro para la Promoción de la Salud Sexual de la universidad.

TIPOS Y RECOMENDACIONES

Actualmente los puede encontrar en todo tipo de comercios del país más allá de los sex-shops, tiendas eróticas y farmacias, con lo que se ha conseguido llegar a un público mucho más amplio. Los hay desde vaginales hasta tipo anales. Sus precios varían según el tamaño y la calidad del producto.

Hoy por hoy aún no se ha comprobado que los lubricantes causen infecciones vaginales, señaló Cervantes cuando se le preguntó si había efectos secundarios en cuanto a su uso. Pero, sí destacó que se deben usar con moderación y responsabilidad y no abusar.

Una de las normas es que ‘si vas a practicar una penetración vaginal después de una penetración anal, es preferible limpiar el lubricante y volver a poner gel limpio en las partes íntimas antes de pasar al acto, así pues evitarás el contacto con bacterias, destacó.

 

Fuente: Diario La Estrella - Panamá - YELINA PEREZ - 25/06/11 -

Etiquetado en Sexualidad

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post
H
la verdad es que a determinadas edades , el uso de un hidratante vaginal es totalmente necesario.
Responder
S
Hola Susana excelente blog. Quisiera preguntarte acerca de Ky-gel no sé si lo has escuchado, lo vi a través de shopsalud en Internet y he escuchado buenos comentarios. ¿es bueno para usarlo en las relaciones?
Responder
V
Estoy contigo Susana, hay una gran diferencia a la hora de usar un buen lubricante en tus relaciones sexuales, son mucho mas satisfactorias y placenteras. Un saludo.
Responder