España: Riesgo para 10.000 niñas de ser sometidas a la mutilación genital femenina.

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

El estudio “Mapa de la mutilación genital femenina en España 2009” (MGF) realizado por Adriana Kaplan Marcusán y Antonio López Gay, investigadora e investigador de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), estima que en España residen unas 10.000 niñas con riesgo de ser sometidas a esta práctica. Conjuntamente, con el mapa han elaborado nuevos materiales destinados a prevenir la práctica de la MGF en España.

 

La MGF es una práctica extendida en 28 países africanos que afecta a más de 130 millones de mujeres en todo el mundo. Los primeros casos de MGF que se conocieron en España se dieron en Catalunya en 1993, aunque desde entonces no se han conocido más casos en el territorio español, aunque la MGF sigue siendo una práctica vigente que vulnera el derecho de las mujeres.

No obstante, para hablar de MGF en España hay que tomar en cuenta, que con las personas migra la cultura. “En el movimiento de la personas hay un movimiento de culturas”, así lo señala el informe del “Seminario sobre las prácticas tradicionales que afectan a la salud de mujeres y niñas en África”, que además hace referencia a que las personas que proceden de países donde se realiza la MGF, traen consigo estas prácticas, lo que entorpece su proceso de integración que muchas veces “es dificultado por la necesidad de los padres de mantener ciertas tradiciones, que traicionan a sus mayores”.

“La MGF es uno de los tema que les da identidad” reseña el informe, pero esta identidad pasa por la circuncisión de las niñas, que en su gran mayoría no son intervenidas aquí, sino cuando las llevan de viaje de vacaciones a sus países de origen. “Debemos ver a estas niñas como atrapadas entre dos culturas, victimas tanto de la tradición como de la situación nueva”.

Según el “Mapa de la mutilación genital femenina en España 2009”, la comunidad autónoma con mayor presencia de las poblaciones subsaharianas que residen en el país, es Catalunya, seguida de Aragón, Andalucía, Madrid y Canarias. Mayoritariamente, proceden del África Occidental, cuyas poblaciones vienen de Gambia, Senegal, Ghana y Nigeria, y por lo tanto de territorios donde se práctica la MGF Tipo I y Tipo II.

La mutilación genital femenina Tipo I es la excisión del labio mayor, con o sin excisión del clítoris, en su totalidad o en parte. La MGF Tipo II es la excisión del clítoris con la excisión total o parcial del labio menor.

Como se ha hecho mención antes, uno de los mayores conflictos para esta población migratoria tiene relación con sus mayores, ya que provienen de sociedades “gerontocráticas, donde las personas mayores representan y legitiman la reproducción de la tradición”. Cuando las niñas han nacido aquí, pero van al país de donde proceden sus padres, las abuelas las inician en la tradición.

Sin embargo, se esgrime que esta problemática debe tratarse desde un enfoque integral y con respeto, puesto que hombres y mujeres de estas familias, se quejan de que para las autoridades, el único problema es la circuncisión, cuando existen otros problemas, tales como: laborales, escolares, de vivienda, entre otros.

En este sentido, la MGF no solo se enfrenta al marco legal del Estado español, sino también a una cuestión cultural profunda, entre las creencias y tradiciones de los pueblos que practican la MGF y las creencias de nuestra sociedad, además de los derechos básicos de una persona reconocidos por los derechos humanos.

 

Fuente: AmecoPress - Madrid - PAULINA RETAMAL - 18/07/11 -

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post