Gran parte de las mujeres con discapacidad vive en condiciones de pobreza.

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

EL 10% DE LA POBLACIÓN MUNDIAL PADECE DISCAPACIDAD Y LA TASA DE DESEMPLEO EN ESTE GRUPO VA DEL 13 AL 80%, COMO ES EL CASO DE ARGENTINA.discapacidad.jpg

La discapacidad motriz, auditiva, visual, quizá encuentre más posibilidades de inserción laboral, pero serán ubicadas, no en base a su capacitación, sino en lo que supone la empresa responde a su dificultad; por ejemplo una discapacitada motriz o visual atendería el teléfono, será difícil que supere este eslabón aunque sus potencialidades y coeficiente intelectual la habiliten para actividades de mayor nivel. Es necesario destacar que dentro de las discapacidades también se discrimina, porque alguna clase de discapacidad tiene serias dificultdes para encontrar su lugar en el mundo laboral.
Haciendo un recorte de esta realidad y registrando que en el 2008 el 10% de la población mundial padece discapacidad y la tasa de desempleo en este grupo varía desde el 13% al 80% en países en desarrollo, tal el caso de Argentina, observamos como consecuencia, que gran parte de las mujeres con discapacidad vive en condiciones de pobreza, perdiéndose además la contribución de sus potencialidades. Una de las causas de desempleo en mujeres con dscapacidad reside en que los empleadores suponen que no están preparadas para ingresar en el ámbito socio-laboral, o que no han tenido adecuado acceso a una formación profesional o que arquitectónicamente no cuentan con infraestructuras para recibirlas, etc,etc... En pocas palabras, que contratar personal con discapacidad no redundará en beneficio de la empresa.
Sin embargo, de acuerdo con la Organización Mundial del Trabajo, estas empleadas suelen ser más responsables, sufren pocos accidentes, permanecen más tiempo en sus lugares de trabajo y contribuyen en igual o mayor medida a la productividad. La inserción laboral es uno de los medios más efectivos a través del cual los sujetos definen su propia identidad y su lugar en la comunidad, de allí la importancia de defender el derecho de las mujeres con discapacidad a trabajar en igualdad de condiciones con los demás, a tener oportunidad de ganarse la vida en un ámbito laboral donde los entornos sean abiertos, inclusivos y solidarios. Porque trabajar es un derecho humano fundamental, amparado por la Constitución Nacional en los Art.14, 14bis, y Art.75 inciso 22 y 23. Las mujeres con discapacidad son titulares de este derecho que constituye una via efectiva para su inserción social y autovalimiento
Queda mucho por hacer, pero es indispensable combatir el síndrome TDM (Trabajo-Discapacidad-Mujer) con una estrategia múltiple, para que el prejuicio u la discriminación naturalizados socialmente, den lugar a un debate de-constructuvo y constructivo de esta problemática tan compleja y amplia para debatir y resolver.

Fuente: extracto del artículo publicado por la DEFENSORA ADJUNTA DE LA DEFENSORÍA DEL PUEBLO DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES - abril/2008 - en IGOOH ( la libertad de expresarte a tu manera) como nota de LISITA -

Etiquetado en Discapacidad

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post