Guatemala: Las Mujeres rurales sufren todo tipo de violencia.

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

Las mujeres productoras son un sector tradicionalmente excluido y si bien los sectores rurales en general son los más pobres en los países de Latinoamérica, esta situación se acentúa en el caso de las mujeres.

 

Según un comunicado de prensa de la Campaña CRECE, existe una necesidad de aumentar masivamente las inversiones en las pequeñas agricultoras y pastoras, como una manera de empoderar a las mujeres rurales para mejorar la seguridad alimentaria de familias, comunidades y países enteros.

 

De acuerdo con la información, algunos de los esfuerzos promovidos son insuficientes para cerrar la brecha de género en la agricultura, impulsar la producción, mejorar la seguridad alimentaria y empoderar a las mujeres.

Los Estados deben mirar los niveles bajos de alfabetismo, modificar leyes y erradicar prácticas discriminatorias con respeto a derechos de tenencia, herencia y acceso a servicios de información financiera, falta de asistencia social adecuada en comunidades rurales y violencia constante contra la mujer.

A decir de Ana Eugenia Marín, coordinadora de la Campaña CRECE para Centroamérica y el Caribe, aunque el aporte de las mujeres en la economía familiar y a la alimentación nacional es fundamental, son ellas las que padecen los más altos índices de pobreza y analfabetismo, son las mayores víctimas de la violencia; su salud es precaria y su trabajo subvalorado, pues sólo el 4.7 por ciento de productoras rurales posee título de propiedad debidamente registrado.

 

Por su parte, Lourdes Huanca, presidenta de la Federación Nacional de Mujeres Campesinas, Artesanas, Indígenas Nativas y Asalariadas del Perú, dijo que la población femenina no pide regalos, pide que se hagan cumplir sus derechos a un trabajo digo, a una seguridad, a la soberanía alimentaria y a una vida sin violencia de género.

En Guatemala, sólo el ocho por ciento de las tierras productivas a pequeña escala son propiedad de mujeres rurales, subrayó Senaida Cosagua, del Comité de Unidad Campesina (CUC), quién indicó que la violencia contra las mujeres es también no tener tierra y una vivienda digna.

Finalmente, datos de la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO) revelan que si las mujeres dispusieran de los mismos recursos que los hombres, podrían producir un 20 o 30 por ciento más que lo que producen actualmente y se podría alimentar de 100 a 150 millones más de personas.

 

Fuente: AmecoPress/Cerigua - Guatemala - REDACCIÓN  19/10/11 -

Etiquetado en violencia

Comentar este post