Información básica sobre el asesoramiento y las pruebas del VIH (2).

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

LOS RESULTADOS DE LAS PRUEBAS DEL VIH DEBEN MANTENERSE EN UNA CONFIDENCIALIDAD ABSOLUTA

 

Consentimiento: antes de someterse a una prueba del VIH, se debe dar consentimiento informado. Idealmente esto se debe hacer de manera individual, en privado y en presencia de un proveedor de atención sanitaria. Esto implica que el proveedor debe proporcionar al paciente información previa y permitirle realizar preguntas para resolver sus dudas.

Confidencialidad: Hay diferentes tipo de pruebas disponibles:

Prueba confidencial del VIH: los profesionales médicos que llevan a cabo las pruebas del VIH guardan los resultados de manera confidencial dentro de los historiales médicos. Los resultados no se pueden mostrar a otas personas a menos que el afectado dé su consentimiento por escrito.

Prueba anònimas del VIH: el nombre del paciente no se utiliza para realizar la prueba. En su lugar, se asigna un código o número para que la persona pueda recibir el resultado. No se guarda ningún documento que la relacione con la prueba. Es recomendable compartir el resultado de las pruebas con personas cercanas, como familares, cuidadores y amigos de confianza.

Sin embargo, debe tenerse cuidado a la hora de revelar los resultados, dado que podría dar lugar a discriminación en contextos de asistencia sanitaria, profeional y social. Por lo tanto, compartir los resultados queda a discreción de la persona que se hace las pruebas. Aunque los resultdos deben ser confidenciales, algunos profesionales, como los asesores y los trabajadores de los servicios sociales y sanitarios, también deben saber si la persona es seropositiva para prestarle la atención adecuada.

Asesoramiento: toda persona que se somete a la pruebas del VIH debe recibir asesoramiento al conocer los resultados, independientemente de si resultan positivos o nó. El asesoramiento previo a las pruebas constituyó un elemento escencial en el origen de las pruebas y el asesoramiento voluntarios, diseñado para ayudar a los pacientes a evaluar riesgos personales y a identificar estrategias prácticas para afrontar los resultados. Este modelo considera el asesoramiento y las  pruebas  como una estrategia de prevención primaria y secundaria, yá que reducen el riesgo de exposición al VIH y la transmisión posterior. Sin embargo, en muchos entornos la información previa a las pruebas dirigida a grupos, está sustituyendo a la individual.

Gracias a los nuevos tratamientos, muchas personas seropositivas tienen una vida más larga y saludable. Es muy importante garantizar que el médico al que se acude sabe como tratar el VIH. Un profesional de atención de salud o un asesor con conocimientos sobre el VIH, puede ofrecer asesoramiento y ayudar a encontrar un médico adecuado.

 

Documento publicado por ONUSIDA, Programa conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA.

Etiquetado en SALUD

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post
H

Interesante informacion, guardo pagina en favoritos


Responder
L


Me alegra que esta publicación te haya interesado. Gracias por tu comentario y por visitar mi Blog. Cariños. Susana Giosa