Informe señala discriminación jurídica contra las Mujeres en el mundo.

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

El informe El Progreso de las mujeres en el mundo (2011-2012): en búsqueda de la Justicia, difundido recientemente por ONU Mujeres, señala discriminación jurídica contra mujeres en todos los continentes, con leyes discriminatorias relacionadas con la familia, la propiedad, el trabajo y la ciudadanía. Para erradicar la injusticia, el texto trae diez recomendaciones y muestra ejemplos en los cuales las violaciones fueron vencidas y abrieron un camino para garantizar los derechos.

 

"En muchos contextos, tanto en países ricos como pobres, la infraestructura judicial, incluyendo la policía, los tribunales y la judicatura, ha fracasado en el respeto a los derechos de la mujer, fracaso que se ha manifestado en la prestación inadecuada de servicios y en la actitud hostil de quienes tienen el deber de satisfacer las necesidades de las mujeres”,señala.

En todo el mundo, hay más de 603 millones de mujeres cuyos países no prohíben por ley la violencia doméstica. El documento recuerda que el siglo pasado trajo muchas conquistas a las mujeres, con leyes que garantizan sus derechos. Sin embargo, "no se han traducido en mayor igualdad y justicia”, se señala.

A pesar de que actualmente 186 países han ratificado la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (Cedaw), "es frecuente que a las mujeres se les niegue el control sobre su cuerpo, la participación en la toma de decisiones y la debida protección contra la violencia”. El órgano denuncia que más de la mitad de las 600 millones de mujeres que trabajan, en todo el mundo, trabajan en empleos vulnerables e inseguros, que no cumplen las leyes laborales.

También la violencia sexual afecta fuertemente a las mujeres. Según el informe, millones de mujeres ya sufrieron algún tipo de violencia en la vida, comúnmente llevada a cabo por su propia pareja. Otra triste realidad es el uso del cuerpo de las mujeres como arma de guerra, todavía muy común en situaciones de conflicto.

Entre los avances, el informe cita que actualmente 173 países garantizan la licencia por maternidad, 139 constituciones garantizan igualdad entre mujeres y hombres, 125 legislaron que es ilegal la violencia doméstica, 117 países promulgaron leyes que establecen igualdad salarial y 115 países garantizan la igualdad de derechos de propiedad.

Por otro lado, 127 países no penalizan explícitamente la violación dentro del matrimonio y 61 restringen rígidamente los derechos de las mujeres al aborto.

Frente a este cuadro de situación, las principales recomendaciones del informe son apoyar a las organizaciones jurídicas de mujeres, que en países con Estado ausente, prestan asesoría a las mujeres y que los países creen un canal único de atención a las mujeres, donde ellas puedan encontrar apoyo jurídico y de salud en casos de violaciones.

 

ONU Mujeres propone, además, reformas legales para sensibilizar sobre la cuestión de género; establecer cotas para la ocupación del Parlamento por mujeres y conseguir que cada vez más mujeres estén en la primera línea de la Justicia, con el propósito de sensibilizar al sector sobre la cuestión femenina.

"Se ha comprobado que en los lugares donde han sido aplicadas, han conseguido aumentar el acceso de las mujeres a la justicia y promover la igualdad de género”, defiende.

Entre los casos emblemáticos de victoria jurídica, el informe presenta el caso de Meera Dhungana, en Nepal. Ella fue violada por el esposo, sin embargo, la ley nacional no reconocía lo ocurrido como delito. En 2002, la historia fue llevada al Forum sobre Mujeres, Derecho y Desarrollo, y la Corte Suprema del país ordenó al Parlamento que hiciera una enmienda a la ley y reconociera la violación. "Actualmente, 52 países alrededor del mundo penalizan explícitamente la violación conyugal en sus códigos penales”, celebra ONU Mujeres. 

Otro caso que abrió camino para la justicia es el de Martha Solay, colombiana que luchó, en 2006, contra la ley que prohíbe el aborto incluso en caso de riesgo para la gestante. "La Corte reconoció que la prohibición violaba los derechos fundamentales de las mujeres y que el aborto debe ser una alternativa en ciertos casos”, relata el documento.

Otra buena noticia viene de la República Democrática del Congo, donde nueve tribunales móviles cuidaron 186 casos en 2010. 115 casos eran de violación y terminaron con 95 condenas. En febrero de este año, uno de estos tribunales condenó un caso de delito de lesa humanidad –nueve soldados fueron condenados por participar en la violación de 40 mujeres y niñas, ocurrida pocas semanas antes.

Lea el informe completo: http://progress.unwomen.org/?lang=es

Fuente: ADITAL - Mundo - CAMILA QUEIROZ - 11/08/11 -

Traducción: Daniel Barrantes – barrantes.daniel@gmail.com

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post