Informe: Situación de la Mujer en el mundo 2010: tendencias y estadísticas.

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

Bajo el título “Situación de la mujer en el mundo 2010: tendencias y estadísticas” se presentó el quinto número de la serie de informes sobre la situación de la mujer en el mundo, y su presentación se hizo coincidir con la celebración, el 20 de octubre, del primer Día Mundial de la Estadística. El informe de 2010 pone de relieve las diferencias entre los hombres y las mujeres en ocho esferas y los análisis realizados se basan principalmente en datos provenientes de fuentes estadísticas nacionales e internacionales.

 

El informe muestra que en algunas esferas tales como la matriculación escolar, la salud y la participación económica se ha producido un progreso hacia la igualdad entre los géneros. Al mismo tiempo, el informe muestra que se ha de trabajar mucho más para paliar la disparidad entre los géneros en esferas críticas como el poder y la adopción de decisiones, y la violencia contra la mujer.

El informe sobre la situación de la mujer en el mundo de 2010 sigue la misma línea que los publicados desde 1991 – presentar y analizar estadísticas relativas a la situación de las mujeres – y pone de relieve las diferencias entre las mujeres y los hombres en varias esferas de la vida contemporánea; las estadísticas sobre los hombres desempeñan un papel tan importante como las estadísticas sobre las mujeres.

En el informe se analizan ocho esferas principales: población y familias, salud, educación, trabajo, poder y adopción de decisiones, violencia contra la mujer, medio ambiente y pobreza.

En cada una de esas esferas, se identificaron, compilaron, procesaron y analizaron estadísticas, sacando a la luz información relativa a las diferencias entre las niñas y los niños, las mujeres y los hombres. Se hizo todo lo posible para que dichas informaciones fueran fáciles de interpretar, con un amplio uso de presentaciones gráficas y la utilización de un lenguaje sencillo.

El informe se complementa con una completa página web establecida por la División de Estadística del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas (DAES). La página web recoge la totalidad de estadísticas utilizadas para preparar la presente publicación, así como enlaces a numerosas fuentes de estadísticas relativas a los géneros y referencias a compilaciones de carácter internacional, regional y nacional de datos relevantes.

Principales conclusiones en materia de población y familias:
• En el periodo comprendido entre 1950 y 2010, la población mundial se ha triplicado hasta casi alcanzar los 7 billones de personas.
• A pesar de que en el mundo hay aproximadamente 57 millones más hombres que mujeres, en la mayoría de los países hay más mujeres que hombres.
• Existe un número más elevado de niños y hombres en los grupos de menor edad y un número más elevado de mujeres en los grupos de mayor edad, tendencia que será más marcada en el futuro.
• En todas las regiones del mundo la fertilidad está en constante declive; sin embargo, en algunas regiones de África la tasa de fertilidad aún permanece alta.
• La expectativa de vida está en constante aumento y las mujeres viven más tiempo que los hombres.
• La migración internacional está en aumento. Cada vez hay más mujeres migrantes y, en algunas regiones, su número supera al de los hombres.
• La edad a la que las mujeres contraen matrimonio continúa elevándose y sigue siendo elevada para los hombres.
• En la vida familiar, las mujeres se ocupan de la carga de trabajo de manera abrumadora, aunque en algunos países, la diferencia entre los géneros en este respecto se ha reducido significativamente.

Principales conclusiones en materia de salud:
• Las mujeres viven más que los hombres en todas las regiones.
• En África, dos de cada cinco muertes, tanto de hombres como de mujeres, aún se deben a enfermedades infecciosas y parasitarias.
• Las mujeres tienen más probabilidad que los hombres de morir de enfermedades cardiovasculares, especialmente en Europa.
• El cáncer de mama en las mujeres, y el de pulmón en los hombres, encabezan la lista de los nuevos casos de cáncer a nivel mundial.
• En el África subsahariana, África del Norte y Oriente Medio, las mujeres constituyen la mayoría de los adultos seropositivos.
• La mayoría del más de medio millón de muertes maternas producidas en 2005 se dieron en países en desarrollo.
• La proporción de mujeres embarazadas que recibe atención prenatal está en aumento en muchas regiones.
• A pesar de los intensos esfuerzos de reducción, África continúa siendo la región con mayor tasa de mortalidad infantil.
• Las estadísticas revelan que no hay una disparidad significativa en la proporción de niñas y niños con peso inferior al normal.

Principales conclusiones en materia de educación:
• Dos terceras partes de los 774 millones de adultos analfabetos en el mundo son mujeres; la misma proporción durante los últimos 20 años y en la mayoría de las regiones.
• La tasa mundial de alfabetización de los jóvenes ha aumentado hasta alcanzar el 89 %, y la desigualdad de género en materia de alfabetización ha descendido a cinco puntos porcentuales.
• Aunque la brecha existente entre niñas y niños en lo relativo a la matriculación en la enseñanza primaria ha disminuido en la mayoría de los países, en algunos, la paridad de género aún es un objetivo distante.
• 72 millones de niños en edad de asistir a la escuela primaria no acuden al colegio, de los cuales, 39 millones (o el 54 %) son niñas.
• Aunque la tasa de matriculación en la escuela secundaria ha mejorado, la paridad de género es mayor en la escuela primaria.
• Excepto en el África subsahariana y en Asia meridional y occidental, la disparidad de género favorece a la mujer en lo relativo a la tasa de matriculación en la enseñanza superior.
• En la enseñanza superior, la presencia de la mujer es notablemente escasa en los campos de la ciencia y la ingeniería; sin embargo, su número es mayor en los campos de la educación, la salud y el bienestar, las ciencias sociales y las humanidades y el arte.
• A nivel mundial, las mujeres constituyen algo más de la cuarta parte de todos los investigadores científicos; un incremento si se compara con décadas anteriores, pero aún así muy lejos de la paridad de género.
• El uso y el acceso a Internet se ha incrementado de manera exponencial en la última década reduciendo la brecha digital entre los géneros. Sin embargo, en la mayoría de los países, independientemente de su nivel de desarrollo, las mujeres siguen sin tener el mismo nivel de acceso a Internet que los hombres.

Principales conclusiones en materia de trabajo:
• A nivel mundial, la participación de la mujer en el mercado laboral se ha mantenido constante entre 1990 y 2010, mientras que, durante el mismo periodo de tiempo, la participación de los hombres ha ido disminuyendo constantemente; las diferencias de género en la participación en la fuerza de trabajo continúan siendo considerables en todas las edades, excepto durante los primeros años de la edad adulta.
• Predominantemente, y cada vez más, las mujeres trabajan en el sector de los servicios.
• El empleo vulnerable –la actividad laboral por cuenta propia y la contribución al trabajo dentro de la propia familia– prevalece en muchos países de África y Asia, especialmente entre las mujeres.
• En las regiones menos desarrolladas el sector no estructurado es una importante fuente de empleo tanto para los hombres como para las mujeres, pero más para éstas últimas.
• La segregación ocupacional y las diferencias salariales en función del género se siguen dando en todas las regiones.
• En la mayoría de las regiones más desarrolladas y en algunas regiones menos desarrolladas el empleo a jornada parcial es común entre las mujeres y se está incrementando en casi todas las regiones, tanto para los hombres como para las mujeres.
• Las mujeres dedican al menos el doble de tiempo que los hombres al trabajo doméstico. Si se toma en consideración el trabajo remunerado y el no remunerado, las mujeres trabajan durante más horas que los hombres.
• La mitad de los países del mundo observan la nueva normativa internacional relativa a la duración mínima de la licencia por maternidad – y dos de cada cinco cumplen la normativa mínima relativa a las ayudas en efectivo – pero existe un vacío entre la ley y la práctica, y la legislación no cubre a muchos grupos de mujeres.

Principales conclusiones en materia de poder y adopción de decisiones:
• Llegar a ser Jefe de Estado o de Gobierno sigue siendo difícil para las mujeres; en la actualidad, sólo 14 mujeres en el mundo ocupan uno de los dos cargos.
• Tan solo en 23 países las mujeres constituyen una masa crítica – más del 30 % – en la Cámara Baja o Cámara Única del Parlamento Nacional.
• En el mundo, de media, sólo uno de cada seis ministros es una mujer.
• A nivel de gobierno local la representación femenina es muy insuficiente en los cargos de adopción de decisiones.
• En el sector privado, la mujer continúa estando sumamente subrepresentada en los principales cargos de adopción de decisiones.
• Sólo 13 de las 500 mayores empresas del mundo cuentan con una mujer a cargo de la dirección general.

Principales conclusiones en materia de violencia contra la mujer:
• La violencia contra la mujer es un fenómeno universal.
• Las mujeres son objeto de diferentes formas de violencia – física, sexual, psicológica y económica – tanto fuera como dentro de sus hogares.
• La tasa de mujeres que experimentan violencia física al menos una vez en la vida varía desde un cierto tanto por ciento hasta más del 59 % dependiendo de su lugar de residencia.
• Las mediciones estadísticas actuales de la violencia contra la mujer constituyen una fuente de información limitada, y las definiciones y clasificaciones estadísticas requieren más trabajo y armonización a nivel internacional.
• La mutilación genital femenina –la forma más dañina de perpetuación masiva de la violencia contra la mujer– muestra un ligero declive.
• En muchas regiones del mundo arraigadas costumbres ejercen una considerable presión sobre la mujer para aceptar el abuso.

Principales conclusiones en materia de medio ambiente:
• Más de la mitad de los hogares campesinos y alrededor de la cuarta parte de los hogares urbanos en el África subsahariana carecen de fácil acceso a fuentes de agua potable, y la mayor parte de la tarea de recoger agua recae en las mujeres.
• La mayoría de los hogares del África subsahariana y del sur y del sudeste asiático hacen uso de combustibles sólidos para la cocción de los alimentos en hogueras o cocinas tradicionales que carecen de chimenea o sistema extractor de humo, afectando de manera desproporcionada a la salud de las mujeres.
• Un número menor de mujeres que de hombres participa en la adopción de decisiones de alto nivel relativas al medio ambiente.

Principales conclusiones en materia de pobreza:
• Los hogares monoparentales con una mujer al frente y niños pequeños tienen más probabilidad de ser pobres que los hogares monoparentales con un hombre al frente y niños pequeños.
• En los hogares unipersonales de un gran número de países, tanto en las regiones más desarrolladas como en las menos desarrolladas, las mujeres tienen más probabilidad de ser pobres que los hombres.
• En las regiones más desarrolladas hay un número excesivamente alto de mujeres entre las personas mayores pobres.
• Las disposiciones legales y las normas consuetudinarias existentes limitan el acceso de la mujer a la tierra y a otros tipos de propiedad en la mayoría de los países de África y en alrededor de la mitad de los países de Asia.
• En las regiones menos desarrolladas, un número menor de mujeres que de hombres obtiene ingresos en efectivo, y una importante proporción de mujeres casadas no tiene poder de decisión sobre cómo administrar sus ingresos.
• Particularmente en los países de África, y en los hogares más pobres, las mujeres casadas de las regiones menos desarrolladas no participan plenamente en la adopción de decisiones intrafamiliares relativas al gasto.

 

Fuente: SERVICIO DE ENLACE DE LAS NACIONES UNIDAS CON LAS ORGANIZACIONES NO GUBERNAMENTALES.

(SENG) -

Etiquetado en derechos de las Mujeres

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post