Involucrando a los varones en Salud Reproductiva. (2)

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

Ampliando la diversidad de opciones anticonceptivas: Los métodos anticonceptivos que requieren una participación directa de los varones incluyen los condones, la planificación natural de la familia y el coito interrupto. En conjunto, éstos representan menos de un tercio de los métodos que se usan a nivel mundial, aunque los porcentajes para cada uno varían mucho según el país. Muchas personas creen que los métodos masculinos son menos usados porque son inaceptables para los varones, sin embargo, cuando los programas han hecho esfuerzos específicos para proporcionar a los varones y mujeres información y posibilidades de acceso a métodos como el condón y la vasectomía, el uso de estos métodos ha aumentado.
Respaldando el uso de anticonceptivos en las mujeres:  Idealmente la decisión de una pareja acerca del número de hijos que desea tener y qué método anticonceptivo usar, debiera tomarse en conjunto, considerando los aspectos que inquietan tanto al varon como a la mujer. Sin embargo, en lugares donde existe un desequilibrio de poder entre varones y mujeres, las opiniones del varon a menudo predominan en el proceso de toma de decisiones.
Los programas que proporcionan información a los varones son especialmente importantes en culturas donde son ellos los que toman las decisiones en la mayoría de los asuntos, incluyendo los de fertilidad y planificación familiar. Por ejemplo, en países donde a las mujeres no se les permite alejarse de sus casas sin la compañía de un miembro masculino de la familia, los esposos cumplen un rol muy importante en la obtención de suministros y en el apoyo a sus mujeres en el uso correcto de los métodos de planifiación familiar.
Previniendo las enfermedades de transmisión sexual:  Además de sufrir los efectos de las ETS, los varones las transmiten a las mujeres, incluyendo el VIH/SIDA. Algunos estudios en cínicas de países en desarrollo dedicadas a la planificación familiar, atención materno-infantil y prenatal, encontraron que una a dos mujeres de cada diez están infectadas con una ETS. Las consecuencias para la salud reproductiva pueden ser particularmente graves en la mujer, ya que muchas ETS son asintomáticas y, si no son tratadas, pueden tener serias consecuencias, incluyendo infertilidad.
Los varones pueden ayudar a prevenir la transmisión de ETS a sus parejas usando condones, limitando su actividad sexual a una pareja única y buscando tratamiento en caso de presentar una ETS. El tratamiento del varon en la pareja es importante, ya que una mujer tratada por una ETS puede fácilmente reinfectarse si su pareja no está siendo tratada en forma paralela. El contactar a ambos miembros de la pareja es crucial para la prevención del VIH. La detección de VIH y los programas de consejería en que se trabaja con los dos miembros de la pareja, son más exitosos en prevenir la transmisión de VIH en parejas donde un miembro es VIH positivo, comparados con aquellos programas que sólo logran contactar a un miembro de la pareja. 

Continúa en el próximo artículo . . . . .

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post