Irán: Un año de cárcel y 90 latigazos por actuar en una película testimonial.

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

'Mi Teherán a la venta' aborda los problemas de una artista frente a la censura en la República Islámica.

 

La actriz iraní Marzieh Vafamehr ha sido condenado a un año de prisión y a 90 latigazMarzieh-Vafamerh-yogya.jpgos tras protagonizar una película de ficción sobre Irán, titulada 'Mi Teherán a la venta' y basada en las vicisitudes que afronta una artista por la censura en la República Islámica, según han confirmado la página web opositora Kalameh.com y la productora de la cinta australiana.

Vafamehr, que está casada con un iraní nacionalizado australiano, fue detenida en Irán el pasado mes de julio y ha recibido su sentencia este fin de semana. Por el momento, se desconocen los cargos que se le imputan y la Embajada iraní en Australia se ha negado a comentar la sentencia, según el diario 'The  Age'.

 

La actriz iraní aparece en varias ocasiones con la cabeza afeitada y sin pañuelo islámico en la película, que aborda la opresión cultural que sufre la sociedad iraní y algunos tabúes como el consumo de drogas.

La responsable de una de las compañías productoras, Kate Corser, de Cyan Films, ha confirmado la sentencia impuesta a la actriz iraní. Ni las empresas productoras ni la directora de la cinta, la iraní-australiana Granaz Moussavi, han querido hacer comentarios sobre la pena impuesta a Vafamehr para respetar el deseo de su familia de que el caso siga los procedimentos legales establecidos. La actriz tiene previsto presentar un recurso contra la sentencia.

 

Grabada en secreto en la República Islámica en 2008 con un reparto de actores iraníes, 'Mi Teherán a la venta' es una película de ficción aunque su directora reconoció en una entrevista que se basó en experiencias propias y en las de las personas que conoció cuando trabajaba en el Centro de Detención Woomera.

"Creo que cuando haces algo independiente en Irán, escribiendo o dirigiendo películas, tienes siempre el riesgo de ser criticado o mal considerado", afirmó la directora de cine en una entrevista concedida al diario australiano 'The Age' en 2008.

La película se centra en la vida de Marzieh, interpretada por Vafamehr, una actriz que lucha por superar la censura contra su trabajo artístico. El Gobierno iraní ha prohibido la exhibición de la película y su relación con un exiliado iraní nacionalizado australiano, Amir Chegini, ha llevado a Vafamehr a plantearse la posibilidad de vivir en el extranjero.

 

'Mi Teherán a la venta' también aborda algunos aspectos ocultos de la vida de los jóvenes iraníes, como el momento en que un grupo de jóvenes son arrestados cuando participaban en una fiesta en un local subterráneo.

La película, que nunca será exhibida en Irán, se estrenó en 2009 en el Festival de Cine Internacional de Toronto (TIFF) y, posteriormente, en Australia en el Festival de Cine de Adelaida. Su directora ha estado de gira por diferentes países exhibiendo la cinta como parte del Festival de Cine y Arte sobre Derechos Humanos.

El director de este festival, Matt Benetti, ha asegurado que se ha sentido conmocionado al conocer la sentencia contra la actriz. "Parece que Irán en particular censura los trabajos artísticos de temática política y creo que es realmente importante que esto se conozca", ha afirmado.

 

La directora del Festival de Cine de Adelaida, Katrina Sedgwick, que colaboró con 125.000 dólares en la financiación de la película, ha asegurado que la sentencia contra la actriz iraní es "surrealista". La cinta será exhibida a finales de año en el marco del festival de cine sobre derechos de las mujeres de Amnistía Internacional.

El portavoz de AI para Oriente Próximo y el norte de África, James Linch, ha afirmado que los trabajadores del mundo del cine son el último objetivo de las autoridades iraníes y ha definido la sentencia contra Vafamehr como "cruel, inhumana y degradante".

 

Fuente:xornal.com (Galicia) - (Alertas Google) - 10/10/11 -

Etiquetado en violencia

Comentar este post