"La bulimia y la anorexia no son enfermedades dominables"

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

Tras varios años de padecimiento, Valeria y Yanina contaron la superación de las patologías, gracias a la labor de Aluba y el entorno familiar

 

 “Allí está en su cama, agachada, acurrucada y asustada. Se siente sola y rechazada por sus kilos de más. Recuenta calorías y cree que sólo hay un tren de ida...”, desde la crudeza de la poesía, la dibujante española Milagros Sánchez Canales supo describir la enfermedad anoréxica, que junto a la bulimia representan en nuestro país los trastornos alimenticios de gran preocupación entre los especialistas de la salud.

La Asociación de Lucha contra la Bulimia y la Anorexia (Aluba) dio a conocer estudios internacionales del Dr. Mervat Nasser, especialista en psiquiatría, especializado en investigación de temas de salud y desarrollo del instituto de psiquiatría de Kings College (Londres), en el cual se refleja que un 29% de la población argentina sufre algún tipo de trastorno alimenticio.

Desde una actitud consciente y que busca revertir la problemática, apelando a la importancia de la contención familiar y el involucramiento de profesionales médicos, dos jóvenes santiagueñas y una madre compartieron con Nuevo Diario su experiencia de superación de la bulimia y la anorexia, dos enfermedades que cada vez acechan a más jóvenes de la provincia, sin que muchos padres lo sepan.

El caso de Valeria
Valeria tiene 32 años y sufrió 17 años de bulimia y anorexia, desde los 16. Su madre, Susana, nos comentó que su historia “comenzó por contagio, cuando se intercambiaban ropa con su compañera para salir, y como era un poco más delgada, a Valeria no le calzaba la ropa y así empezó a querer adelgazar”, relató.

Pasaron los años y Susana empezó a notar algo raro en su hija. En su afán de salvarla, consultó a toda clase de profesionales médicos. “Aquí en Santiago hice atender a mi hija con psicólogos, psiquiatras, pero siempre fui mal atendida. Una vez me mandaron a ALCO (Asociación de Lucha contra la Obesidad), porque no sabían cómo tratarla”, recordó.

En marzo del año pasado, Valeria fue sometida a una endoscopía y tenía lacerado su esófago con serias consecuencias para su salud, hasta que un gastroenterólogo recomendó a Susana ir a Tucumán para recurrir a Aluba, presumiendo que se trataba de un trastorno alimenticio. Fue allí donde le descubrieron cinco patologías psicológicas y psiquiátricas.

“Estuvo bajo internación hospitalaria por una semana y no fue nada fácil empezar el tratamiento, porque se resistía a la medicación. Se desvanecía y no entendía qué le pasaba”.
A la par de tamaño sufrimiento, a los 27 años, Valeria llegó a pesar 48 kilos y hace más de un año que todos los jueves viaja a Tucumán para sus respectivos controles médicos en Aluba.

Testimonio valiente
Hoy, tras una lenta recuperación, Valeria comentó a Nuevo Diario que “gracias al apoyo de mucha gente, incluso con mis compañeros de trabajo que también saben de mi enfermedad, pude salir adelante”.

“Esta dolencia llega hasta el punto en que vos te destruyas y te mueras, por eso hay que darle mucha importancia. Cuando me sentía mal “por haber engordado”, me percataba de que esto no debía ser así. Hoy me di cuenta de que lo que más vale es la esencia de la persona.

Las chicas no tienen que llegar a los extremos, porque la bulimia y la anorexia no son enfermedades que se puedan dominar, pero si se le pone ganas, sí tiene cura”, concluyó Valeria.

Sobre la enfermedad y Aluba
Desde la Asociación de Lucha contra la Bulimia y la Anorexia (Aluba), explican que los trastornos alimentarios de bulimia y anorexia son las alteraciones más comunes de la conducta en el acto de ingerir alimentos, aunque se refiere al acto de que comer no tiene relación directa con la comida. Las señales más claras de estas enfermedades se descubren a través del rechazo a mantener el peso corporal por edad y talla, lo que ocasiona una pérdida importante de peso. La obsesión por el cuerpo y comida están siempre presente y determinan las alteraciones en la conducta.

Crear una sede
Santiago del Estero no cuenta con una delegación de esta entidad, por lo que la mayoría de las pacientes son derivadas a controles médicos a su sede de Tucumán.
Desde esta delegación, remarcaron a Nuevo Diario haber tramitado la creación de un centro de Aluba en esta provincia, con la intención de poder atender la demanda de algunas familias santiagueñas, a quienes se les hace dificultoso realizar viajes para controles periódicos en la vecina provincia.
 
Artículo publicado por: NuevoDiario.web - Stgo. del Estero (Argentina) - 11/06/12 -

Etiquetado en SALUD

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post