La castración química, ¿evitará las violaciones?

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

Luego del reciente episodio en que una chica de 14 años fue atacada, raptada y violada en Godoy Cruz -ocurrido el miércoles- y la creciente tensión social, el Gobierno anunció que dentro de 45 días estarán disponibles los fármacos necesarios para la controvertida ?castración química'.
La etapa farmacológica del tratamiento a condenados por delitos sexuales en Mendoza comenzará dentro de un mes y medio, cuando ya se tengan delineados los perfiles de cada uno de los 200 condenados por este tipo de actos. Ésta es la etapa que más polémica ha suscitado, ya que contempla la administración de inyecciones y medicamentos a los condenados que sean aptos y que puede derivar en el tratamiento hormonal, más conocido como castración química.
Si bien aún no se han terminado de confeccionar los perfiles de todos los condenados -fundamental para determinar quién puede ser sometido al tratamiento biomédico-, trascendió que ya hay 20 que han manifestado su voluntad de someterse.
"El tratamiento hormonal será una elección voluntaria que podrá elegir cada paciente, estando ya al tanto de las indicaciones. Muchos van a necesitar soporte psicofarmacológico, pero no todos van a llegar al tratamiento hormonal", destacó el ministro de Salud, Juan Carlos Behler.
La castración química, además de optativa, no es irreversible e implica un constante seguimiento y tratamientos complementarios para el sometido (ver aparte).
Perfiles
Desde hace ya un tiempo, psicólogos, psiquiatras y especialistas que tienen a su cargo la primera etapa del tratamiento están trabajando y confeccionando los perfiles de los 200 condenados.
"La idea es determinar quiénes pueden ser sometidos al tratamiento y, una vez que se tenga esa información, será necesario el consentimiento de la persona. Ya tenemos previsto el presupuesto para la primera etapa, que es justamente ésta", indicó el ministro de Gobierno, Mario Adaro, quien sostuvo que dentro de 45 días se terminará con el trabajo psicológico y se dará intervención al área de Salud cuando se compren los fármacos necesarios.
Según especificó Behler, la primera etapa del tratamiento es la psicológica, en la que se busca resolver las causas del trastorno a través de la psicoterapia y en la que ya se está trabajando. Luego continúa con la etapa biomédica, que es la alternativa cuando se recurre a los fármacos para modificar impulsos y conductas y, de ser necesario -y acceder el condenado- se da paso al tratamiento hormonal.
"El abordaje de este tipo de pacientes es interdisciplinario. Una vez con la historia clínica, los estudios psiquiátricos y complementarios, comenzamos con el diagnóstico psicológico. En caso de que el paciente sea reincidente en el delito, el tratamiento indicado es una terapia de rehabilitación. Después llega el turno del abordaje neurocognitivo hasta llegar al criminológico. Es aquí donde se estudia el perfil y de esto depende el tratamiento: si se orienta a pautas para eliminar o reducir las conductas violentas", aseveró el titular de Salud.
Capacitación
Desde hace ya algunos meses, el Estado está trabajando en la capacitación de especialistas desde el abordaje psicológico y farmacológico para que tengan a su cargo el tratamiento de los condenados. Incluso, una especialista española llegará a la provincia en los próximos días para aportar su experiencia y conocimientos. Se trata de Eva María Jiménez González, catedrática española de la Universidad de Granada y del Instituto de Psicología Forense español, quien permanecerá un mes en la provincia junto a los especialistas locales.
"Más allá de que todavía se están haciendo los perfiles, ya venimos trabajando en los casos desde hace tiempo", destacó el psiquiatra Rubén Contreras, integrante del comité científico
El tratamiento
La castración química consiste en introducir en el organismo de los abusadores sexuales una sustancia química que hace disminuir los niveles de testosterona que es justamente la hormona sexual masculina que aumenta los niveles de agresividad y sexualidad. El tratamiento puede aplicarse de dos formas: con comprimidos diarios o con inyectables (quincenales, mensuales, trimestrales o semestrales).
Los compuestos químicos más utilizados son el Acetato de Medroxiprogesterona (MPA) -que se comercializa bajo el nombre de Depo-Provera- y el Acetato de Cyproterona (CPA). Ambas drogas operan enviando al cerebro la falsa señal de que el organismo dispone de suficiente testosterona, de manera que aquél deja inmediatamente de producirla.
En octubre del año pasado, cuando el gobernador Celso Jaque oficializó la iniciativa, el Consejo Asesor en Políticas de Seguridad Pública dio a conocer su punto de vista, que se desprendió de un trabajo de más de ocho meses realizado a raíz de un proyecto legislativo que también la proponía como solución.

 

Artículo publicado por: Ignacio de la Rosa - idelarosa@losandes.com.ar -

Diario Losandes.online - Mendoza - 28/05/10

Etiquetado en abuso sexual

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post