Largo camino hacia una maternidad por adopción.

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

EN ROSARIO HAY 1653 PAREJAS INSCRIPTAS EN EL REGISTRO ÚNICO DE ADOPTANTES DEPENDIENTE DE LOS JUZGADOS DE MENORES QUE ESPERAN UNA RESPUESTA. PERO LOS JUECES ASEGURAN QUE NO TIENEN CASI NINGUNA POSIBILIDAD DE RESPUESTA.

La existencia de miles de niños que quedaron huérfanos de Haití desgarró al mundo entero y puso en el tapete un tema complejo: LA METODOLOGÍA DE ADOPCIÓN EN ARGENTINA. En Rosario, el Club de Padres aguarda ansioso un anuncio de UNICEF para acoger chicos haitianos y denuncia que el trámite para adoptar en esta provincia puede durar "hasta ocho años".
Para dar un ejemplo, en el terreno local el proyecto de creación de un Registro Único de parejas aspirantes sigue frenado porque el Senado provincial insiste también en crear un registro de chicos adoptables con foto incluída e historia clínica, psíquica y física. "¿Qué piensan que son, los cachorritos que se ofrecen en San Martín y Córdoba?", se preguntó indignada la diputada Lucrecia Aranda, autora del proyecto oficial. Y calificó de irreconciliable la postura de los senadores que además, le otorgan al Juez la potestad para negarle al niño/a adoptado su verdadera identidad hasta los 18 años.
Al respecto, la nueva ley de protección integral de la infancia, establece que la medida excepcional por la cual se separa a un niño de su familia no dure más de un año y medio. En ese lapso debe resolverse el futuro del menor: o se restablece el vínculo en el núcleo de origen o se piensa en una adopción. Sin embargo eso no es lo que ocurre.
Desde el Club de Padres también denuncian que las guardas transitorias de niños recién nacidos, que no deben ser superiores a los seis meses, duran más de dos años sin que se tome una desición con todo el desgaste emocional que eso implica para el niño y quienes lo cuidan. Ante esta situación adoptar a un niño/a extranjero aparece como una posibilidad más concreta y más rápida: los trámites completos no duran más de dos años.Pero además se pronuncia respecto a la "necesidad" de que los niños/as de Haití sean adoptados: "En su país de origen corren grandes riesgos y saben que no es exageración. Hay falta de agua, alimento y medicación; siendo que pudieran estar cobijados con amor, con familias sustitutas".
Desde Quienes Somos advierten sobre una realidad irrefutable: "Estos niños y niñas tiene una carga biológica que es parte de su identidad y es necesario preservar. Nadie puede garantizar que lejos de su país de origen van a ser más felices".
Mas allá de que finalmente lleguen o nó a la pampa húmeda argentina niños/as huérfanos del país caribeño, todavía puede hacerse mucho para mejorar las metodologías de adopción y a la vez garantizar los derechos de los niños y niñas en la provincia.
Mientras las parejas que anhelan tener un hijo y no pueden concebirlo, continúan deambulando por juzgados y hogares transitorios, una multitud de niños y niñas sigue agurdando una respuesta estatal que les permita volver a casa y restablecer el vínculo o encontrar una nueva familia. Pero los tiempos se dilatan y las respuestas no llegan.
Fuente: extraído parcialmente del artículo publicado por EVELYN ARACH el 31/01/10 en PÁGINA 12 - Suplementos - ROSARIO 12 -

Etiquetado en familia

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post