Las Mujeres en la Agricultura: Cerrar la brecha de género en aras del desarrollo.

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

FAO: El Estado Mundial de la Agricultura y la Alimentación 2010-2011.

"El sector agrícola tiene un bajo rendimiento en muchos países en desarrollo y una de las principales razones es que las mujeres no tienen igualdad de acceso a los recursos y oportunidades que necesitan para ser más productivas. […] Debemos promover la igualdad de género y potenciar a las mujeres en la agricultura para ganar de manera sostenible la lucha contra el hambre y la pobreza extrema."

Jacques Diouf, Director General de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en el prologo de "El estado mundial de la agricultura y la alimentación - Las mujeres en agricultura: Cerrar la brecha de genero en aras del desarrollo.

 

De acuerdo con la última publicación emblemática de FAO, el sector agrícola en muchos países en vía de desarrollo se caracteriza por la brecha de género, donde muchas mujeres agricultoras, trabajadoras y empresarias carecen los recursos y las oportunidades para ser más productivas. A comparación de los hombres, las mujeres son menos educadas, tienen menos control sobre los ingresos agrícolas, utilizan menos crédito, y manejan menos tierras, insumos modernos y animales. Por consecuente, las mujeres no están desarrollando su potencial productivo para el bienestar de sus familias, comunidades y países.

El informe explica el rol y la condición social de las mujeres en el sector agrícola de varios países, proporcionando evidencia de las contribuciones de las mujeres para reducir el hambre y la pobreza extrema. El informe también analiza los retos y las oportunidades de las mujeres en el sector agrícola y sus cadenas comerciales, y las limitaciones que ellas encaran para obtener acceso a tierras, ganado, trabajadores, educación, servicios de extensión, programas de crédito y tecnología.

 

El informe recalca las sinergias claras entre el Objetivo de Desarrollo del Milenio que concierne la erradicación de la pobreza extrema y el hambre (objectivo 1) y el Objectivo que toca la igualdad entre los géneros (objetivo 3). Cerrar la brecha de género en agricultura produciría ganancias significativas por que incrementaría la productividad agrícola, reduciría la pobreza y el hambre, y promovería crecimiento económico. "Si las mujeres tuvieran el mismo acceso a los recursos productivos que los hombres podrían aumentar el rendimiento de sus explotaciones agrícolas en un 20 % a 30 %. De este modo la producción agrícola total en los países en desarrollo podría aumentar en un 2,5 % a 4 %, lo que a su vez permitiría reducir el número de personas hambrientas en el mundo entre un 12 % y un 17 %." Obviamente, las contribuciones de las mujeres en el trabajo agrícola variarían significativamente dependiendo de la región, del cultivo y de la actividad. Por consecuente, los posibles beneficios de superar la inigualdad de género en el sector agrícola también variarían de acuerdo a la cantidad de mujeres involucradas en la agricultura, los cultivos, la tierra, el control que ellas tengan sobre la producción y el nivel de desigualdad que deban enfrentar.

 

Adicionalmente, el informe insta a los gobiernos, donantes y profesionales en el campo de desarrollo a reconocer la igualdad de género como parte primordial de las políticas y los programas agrícolas. "Los gobiernos y donantes han contraído compromisos importantes para revitalizar la agricultura en las regiones en desarrollo, pero sus esfuerzos en el ámbito agrícola cosecharán más rápidamente mejores resultados si aprovechan al máximo el potencial productivo de las mujeres mediante la promoción de la igualdad de género," dice el informe. Esto es importante porque las mujeres representan, en promedio, 43 % de la fuerza laboral agrícola en los países en desarrollo, desde el 20 % en American Latino hasta el 50 % en Asia oriental y África subsahariana. Por lo cual las intervenciones políticas deben enfocarse aún mas en eliminar la discriminación de las mujeres en el acceso a recursos, mercados agrícolas, educación, servicios financieros y de extensión; en invertir en tecnología que ahorre trabajo y permita a las mujeres contribuir a otras oportunidades económicas; y en facilitar su participación en los mercados de trabajo y en la toma de decisiones a todos los niveles.

 

Fuente: Servicio de Enlace de las Naciones Unidas con las ONGs. - SENG - Boletín Abril 2011 -

Etiquetado en Mujer Rural

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post