Las voces de mujeres en el Tango.

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

EN CONMEMORACIÓN DE LOS NACIMIENTOS DE DOS GRANDES FIGURAS DEL GÉNERO: Carlos Gardel y Julio De Caro, en el año 1977 la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires aprueba el Decreto Nº 3781/77 en el que queda establecido el 11 de Noviembre como Día Nacional del Tango.

Desde las primeras horas del tango, las mujeres estuvieron presentes en los espacios de esta cultura en marcha, en particular el canto. Los tiempos de gran evolución popular del tango, de afirmación en el espacio de la ciudad, (Buenos Aires), corresponden al éxito que tiene el baile, que eran animados por orquestas en las cuales el cantante (varón), era una parte fundamental. Así decenas de voces masculinas, espléndidas voces de distintos registros, surgían y encantaban al público.
¿Y las mujeres? y bien, ellas estaban presentes pero no en los bailes. Ahora bien, el baile implicó al tango durante más de dos décadas. Encontramos en esas épocas grandes figuras femeninas, algunas extremadamente populares, como LIBERTAD LAMARQUE y TITA MERELLO; pero ellas cantaban en teatros o películas, y a veces en público. El contacto era diferente, lo que no impidió que algunas sean figuras muy apreciadas por el público tanguero.
Hoy el lugar de las mujeres en el tango, es más importante que en otras épocas. Despúes de MERCEDES SIMONE que puso un pié y su voz en un medio ambiente muy masculino, un poco canalla, las cantantes ocuparon otras escenas que la del baile, y allí se impusieron, y como lo dijimos anteriormente, fué la pantalla de TV y en teatros que LIBERTAD LAMARQUE , TITA MERELLO y muchas otras, alcanzaron la gloria.
Luego de los años 60, las mujeres ocuparon el espacio del tango para decir la época y la sociedad que las rodeaban. La gran artista, poeta y cantante ELADIA BLÁZQUEZ aportó un aire fresco al tango, diciendo con modernidad de su ciudad y su país, con una voz renovada y con una pesía innovadora y comprometida.
Las mujeres son probablemente las que más han
"pegado" a la realidad histórica y/o social de la Argentina. Una ADRIANA VARELA o una ROSANNA FALASCA, incluso incorporando en sus repertorios tangos tradicionales, aportan otro enfoque, otra relación entre escucha y tango; una  AMELITA BALTAR, la segunda esposa de Astor Piazzola que popularizó las poesías de Horacio Ferrer, este poeta tan importante en las nuevas maneras de decir la música ciudadana, y una VIRGINIA LUQUE, que en los años de TV, cuándo se hacía raro el baile, cantó un tango tradicional de baile, para un público que no bailaba pero que era mayoritario para escucharla.
La gran MARÍA GRAÑA, que realizó un trabajo muy importante en la canción, con un repertorio tradicional, dando otro estilo a los grandes temas del tango. No podemos dejar de recordar a SUSANA RINALDI,  ADA FALCÓN, JULIA ZENKO y muchas otras mujeres cantantes que fieles al tango, decidieron tener su lugar, ser aceptadas en este universo que eligieron y amaron, y que estuvieron y estarán muy próximas a través de los tiempos a todas las formas de poesías que volcaron con pasión en su canto y que perdurarán en la cultura popular.

SE IMPUSIERON, SE INSTALARON, Y SIN DUDA PERMANECERÁN ADELANTE DE LA ESCENA EN LA HISTORIA DEL GÉNERO MÁS POPULAR:   EL  TANGO.


Fuente: extraído de MUJERES DE TANGO - www.musicaargentina.com  

 

Etiquetado en Actualidad

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post