Mary Wollstonecraft.

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

" YA ES HORA QUE SE HAGA UNA REVOLUCIÓN EN LAS COSTUMBRES FEMENINAS, YA ES HORA DE DEVOLVER A LAS MUJERES SU DIGNIDAD PERDIDA, Y QUE CONTRIBUYAN EN TANTO QUE MIEMBROS DE LA ESPECIE HUMANA, A LA REFORMA DEL MUNDO, CAMBIANDO ELLAS MISMAS" Mary Wollstonecraft

 

Escritora inglesa (1759-1797) y una de las iniciadoras del pensamiento feminista, fué la madre de Mary Shelley y, en opinión de ésta, "uno de los seres que sólo aparecen una vez por generación, para arrojar sobre la humanidad un rayo de luz sobrenatural. Ella brilla, aunque aparezca oscurecerse y los hombres crean que está apagada, pero se reanima de repente para brillar eternamente".

Hija de un padre brutal, que despilfarraba el resto de una fortuna, comenzó a ganarse la vida a la edad de 17 años como señorita de compañía, institutriz, modista y maestra, al tiempo que comenzó a escribir y a destacar por su clara inteligencia. Vivió en Irlanda, Francia e Inglaterra y frecuentó círculos de pintores, escritores, filósofos y editores. Contraria al matrimonio, tuvo una hija, Fanny, con un escritor estadounidense y más tarde tuvo su segunda hija, Mary, con el filósofo y escritor Godwin, con quie poco antes se había casado en secreto.

Es autora de la Vindicación de los derechos del hombre (1791) y de Vindicación de los derechos de la mujer (1792), obra en la que condena la educación que se daba a las mujeres porque las hacía "más artificiales y débiles de carácter de lo que de otra forma podrían haber sido", y porque deformaba sus valores con "nociones equivocadas de la excelencia femenina".

Las primeras feministas pensaban que una misma educación para hombres y mujeres daría lugar a la igualdad entre ambos sexos, pero Mary Wollstonecraft va más allá, pidiendo que las leyes del Estado se usaran para terminar con las tradiciones de subordinación femenina, y fuera el Estado quien garantizara un sistema nacional de enseñanza gratuita universal para ambos sexos. Reta al gobierno revolucionario francés a que instaure una educación universal igualitaria que permitiría a las mujeres llefar vidas más útiles y gratificantes. Las mujeres con otra educación podían haber "practicado la medicina, llevado una granja, dirigido una tienda, y serían independientes y vivirían de su propia trabajo". Aceptaba las opiniones de Rosseau sobre la educación de los muchachos, pero le parecían deplorables y empobrecedoras para las jóvenes sus opiniones sobre ellas. Según Rosseau, la educación debía prepararlas para realizar correctamente su futuro papel de esposas. Según Wollstonecraft, el objetivo de la educación "es conseguir carácter como ser humano, independientemente del sexo al que se pertenezca".

La responsabilidad que Wollstonecraft atribuye al Estado respecto a la educación aparece también en sus escritos sobre el matrimonio: debía intervenir para rescatar a las mujeres de maridos crueles y de aquellos que abusaban de su fuerza.. En la novela póstuma María, o las injusticias que sufre la mujer (1797), retrata una matrimonio de pesadilla y aparece en las últimas páginas, la petición de divorcio que María le hace a un juez. Al creer que el Estado debía reformar el matrimonio y la educación, y que las leyes debían acabar con la subordinación de las mujeres y que éstas no debían ser excluidas de la vida política, Mary Wollstonecraft inicia una nueva era del discurso feminista.

La muerte de Mary Wollstonecraft, días despúes de nacer su hija Mary (Shelley), deja en ella un complejo de culpabilidad (fiebres puerperales se llamaba a lo que hoy se llama falta de higiene de los cirujanos) al que la crítica psicoanalítica alude en alguna interpretaciones de Frankenstein, novela de la que es autora Mary Shelley, la hija de Mary Wollstonecraft.

 

Fuente consultada: http://platea.pntic.mec.es

Etiquetado en evolución de la mujer

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post
T

Una feminista ejemplar, madre de Mary Shelley


Responder
L


Me alegro que el artículo sea de tu interés, como para dejar este comentario. Gracias por visitar mi Blog. Susana Giosa