Medio Oriente: Revueltas pro democracia destapan revolución de las Mujeres.

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

imagen1-295x300.jpgOrganizándose y marchando, ellas sorprendieron al mundo durante las manifestaciones. Las árabes están cambiando, sacando la voz y exigiendo más igualdad.

 

Con o sin velo, las mujeres árabes han sido protagonistas de las revueltas en Medio Oriente. Estuvieron en la primera línea de las protestas en Túnez y El Cairo, donde la presión social gatilló la salida de regímenes autoritarios de larga data.

Están presentes porque “es necesario un cambio, necesitamos libertad de expresión, justicia y una democracia real”, dice Mahasen Al Eman, directora del Arab Women Media Center (AWMC), con sede en Jordania, país que también está contagiado con las revueltas.

Las calles de Bahrein se tiñeron de negro cuando miles de mujeres marcharon vestidas con sus oscuras abayas (túnicas musulmanas) para exigir la salida de la dinastía sunita en el poder.

En Yemen y Libia rompieron normas sociales y hablaron abiertamente delante de las cámaras de televisión para expresar sus puntos de vista.

 

Soporte familiar

“Además de salir a las calles a manifestarse, las mujeres han sido un soporte fundamental para sus familias mientras algunos países permanecen paralizados, especialmente en Libia”, relata Souheila Al Jadda, experta en problemas de género en Medio Oriente y columnista del diario USA Today.

Árabes y musulmanas gritaron tanto en las revueltas como los hombres, derribando el estereotipo de tímidas y dominadas. Ahora quieren que sus voces se escuchen todavía más fuerte.

Según Fatma Emam, investigadora de Nazra, organización por los derechos de las mujeres con base en Egipto, lo importante ahora es que ellas serán actores del cambio para obtener mayor igualdad, y no “regalos” de conveniencia, como en el pasado. Recuerda el caso del ex Presidente tunecino Habib Bourguiba (1957-1987), quien les otorgó más derechos como parte de una estrategia para mejorar sus relaciones con Occidente.

La jefa de la diplomacia estadounidense, Hillary Clinton, dijo hace poco que Washington presionará por la inclusión de las mujeres en la transición democrática de los países árabes.

“Ningún gobierno puede triunfar si excluye a la mitad de su gente de las decisiones importantes”, señaló Clinton, quien dentro de la agenda del departamento de Estado mantiene un especial énfasis respecto de los derechos de las mujeres.

Pero el camino hacia una mayor participación femenina no será fácil. Esto significará peleas para que los movimientos políticos que ya existen se abran a las mujeres y las incluyan en sus filas, pero también ellas crearán sus propios espacios para articular sus intereses.

El 8 de marzo pasado, para la celebración del Día Internacional de la Mujer, cientos de egipcias se manifestaron en El Cairo demandando mayor igualdad de género, pero la movilización se tornó violenta cuando numerosos hombres las insultaron y comenzaron a agredirlas.

Dada la tradición en Medio Oriente, “es improbable que haya una gran revolución feminista, más bien será una evolución, que continúe con los éxitos del pasado”, indica Al Jadda.

De todas maneras, hay señales que devuelven la esperanza sobre un cambio en la región.

En Túnez, el Ministerio para la Mujer y la Familia está preparando iniciativas para que la futura Constitución democrática tunecina sea igualitaria en lo que respecta a políticas de género.

La directora de AWMC sostuvo una reunión, junto con otras activistas jordanas, con el rey Abdalá II y su esposa, la reina Rania. Luego de la cita, el soberano anunció que busca impulsar el rol de la mujer en el país para que se involucre activamente en los esfuerzos por reformar y modernizar el Estado.

“Pienso que después de tantos esfuerzos, ellas no abandonarán el lugar que ganaron con las revueltas”, comentó Eman.

 

“En los próximos meses y años las mujeres de Egipto, Túnez y otras naciones tendrán los mismos derechos que los hombres para rehacer sus gobiernos y convertirlos en sensibles, responsables, transparentes”
HILLARY CLINTON SECRETARIA DE ESTADO DE EE.UU.

 

Los ejemplos de Egipto y Túnez

Las protestas populares pro democracia en Medio Oriente han derrocado a dos líderes autoritarios: el tunecino Zine el Abidine Ben Ali y el egipcio Hosni Mubarak. Según analistas, un factor común en ambos países es que las mujeres tienen una tradición de estar más involucradas en la vida política que las demás árabes.

“La revolución en esos países no surgió de la nada. Las mujeres en estos países son altamente educadas y participantes activas de la sociedad”, indica Souheila Al Jadda, columnista del diario USA Today.

 

Fuente: Blog Humanas - El Mercurio - CATALINA SAIZ de la LLANA - 28/03/11

Etiquetado en derechos de las Mujeres

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post