Murió Elena Bonner luchadora infatigable por las libertades en Rusia.

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

La ex disidente soviética Elena Bonner, viuda del Premio Nobel de la Paz Andréi Sajarov e infatigable crítica de Vladimir Putin, falleció el sábado en Boston, EEUU a los 88 años, indicó su hija ayer.

Bonner murió en Boston, donde tenía una residencia, afirmó su hija Tatiana Yankelevich en una declaración citada por la agencia de noticias RIA Novosty.

"Con profunda tristeza debemos informar que nuestra madre Elena Georgievna Bonner falleció hoy, 18 de junio de 2011, a las 13.55", indicó en un comunicado desde EEUU.

Elena Bonner, de profesión pediatra pero una figura de importancia histórica, murió después de una tercera operación cardíaca, declaró su amiga y compañera de lucha en favor de los derechos humanos Lyudmila Alexeyeva.

Los militantes de los derechos humanos recuerdan a Bonner como una luchadora infatigable por las libertades en la Unión Soviética, tan desilusionada por el rumbo que tomó la Rusia moderna que pasó sus últimos años en EEUU.

Durante muchos años, Elena Bonner fue el blanco principal del KGB (servicios secretos y policía política soviética), que evitó atacar de frente a Sajarov. El KGB destacaba sus orígenes judíos para acusarla de estar al servicio de potencias extranjeras y de haber "desviado del buen camino" al Premio Nóbel.

Elena Bonner fue una crítica militante de la Unión Soviética desde fines de los años 1960 y contrajo matrimonio con el eminente físico nuclear Andréi Sajarov en 1972. Ella recibió el Premio Nobel de la Paz otorgado a su marido durante una ceremonia de entrega de premios en 1975 en Oslo, después de que se prohibió a Sájarov viajar al extranjero debido a sus persistentes críticas a las violaciones de los derechos humanos en la Unión Soviética.

Sájarov, que fue llamado "el padre de la bomba atómica" soviética y luego se convirtió en un disidente del régimen, murió a los 68 años, en 1989.

En 1938, cuando Elena Bonner tenía 15 años, en el momento más fuerte de las purgas estalinistas, su padre fue fusilado y su madre fue condenada a ocho años de campo.

Inicialmente, Bonner adhirió al Partido Comunista, antes de abandonar esta poderosísima organización en 1968, cuando las fuerzas soviéticas invadieron lo que entonces era Checoslovaquia.

Luego dijo que su decisión de ingresar a ese partido fue el peor error de su vida. En los años 1970, participó en peligrosas protestas contra los arrestos masivos de otros disidentes.

En 1980, Sájarov, el principal científico nuclear del país de la época, fue confinado en Gorki, actualmente Nizhny Novgorod, por protestar contra la invasión soviética a Afganistán. Su esposa se convirtió en el solo vínculo de Sájarov con el exterior, hasta que en 1984 fue condenada a cinco años de confinamiento en Gorki por haber "difundido sistemáticamente informaciones calumniosas sobre la Unión Soviética".

Luego de la era soviética, Bonner participó en importantes organizaciones de defensa de los derechos humanos y luego se convirtió en una ardiente opositora de Vladimir Putin, un ex agente del KGB que fue presidente de Rusia entre 2000 y 2008, antes de ser primer ministro.

 

Fuente: Los Andes -( Mendoza  - Argentina ) INTERNACIONALES - 20/06/11 -

Etiquetado en Historia de Mujeres

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post