No practicarán aborto a la adolescente que fué violada por su cuñado.

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

Es la recomendación que hará el Comité de Bioética del Perrupato, apoyado en un cambio de actitud de la familia. La chica de 14 años y discapacitada está internada en el hospital Perrupato, (Mendoza)

La niña de 14 años con una leve discapacidad mental que fue violada y embarazada por un cuñado de 22 años (hasta el momento prófugo de la Justicia), no será sometida a la práctica de un aborto no punible, tal como lo había solicitado en un principio su madre a uno de los médicos, ya que en las últimas horas la menor y su familia han mostrado un cambio de actitud y comienzan a aceptar el embarazo, del que la chica ya está cursando el cuarto mes.

"Hemos realizado los estudios necesarios para establecer que la paciente se encuentra bien de salud y que puede afrontar sin riesgos el resto del embarazo", explicaron ayer en el hospital Perrupato, de San Martín, donde la paciente está internada desde el martes.

Si bien la familia nunca hizo un pedido formal ante la Justicia o el hospital para interrumpir el embarazo (para ello es necesario el consentimiento de ambos progenitores), la mamá de la niña le había manifestado el martes a la profesional que atendía a su hija, que deseaba practicarle un aborto.

"Estaba muy aturdida por la noticia de que su hija estaba embarazada de una violación y es una reacción bastante lógica", explicaron desde el área de Acción Social del hospital: "Pero luego, con el paso de los días, tanto la niña como la madre han comenzado a aceptar el embarazo y la familia ya no habla de la violación, sino de la necesidad de contar con una ayuda económica que le permita afrontar la llegada de un nuevo bebé a la casa".

Es que la familia de la chica habita una humilde vivienda del distrito de Andrade, en Rivadavia, donde vive el matrimonio y la mayoría de sus once hijos. La situación en ese hogar es delicada, ya que a la falta de recursos económicos y al retraso mental que muestra la niña abusada, se suman la discapacidad de su padre (que es ciego) y de dos de sus hermanos.

"Vamos a aconsejar que no se practique el aborto, porque las condiciones en las últimas horas han cambiado, la familia ha comenzado a aceptar el embarazo e incluso la niña habla bien de su bebé", explicó Patricia Contreras, jefa de Acción Social y miembro del Comité de Bioética del hospital que, por estas horas, elabora un informe sobre el caso.

"También -añadió Contreras- vamos a aconsejar que la chica y su bebé se vayan a vivir a la casa de una de sus tías, que hoy la están cuidando y que ya se ha ofrecido para esto, porque en la casa paterna son muchos e incluso allí vivía el muchacho acusado de la violación".

La cada vez más consolidada aceptación, de la familia, del embarazo de la niña, ha traído cierto alivio no sólo al hospital sino también al ámbito de la Justicia, ya que la posibilidad de realizar un aborto, aunque estuviese claramente contemplado por la ley, había puesto nervioso a más de uno. "Es una situación difícil la que se da si se llega a autorizar un aborto, porque entonces hay que conseguir un médico que esté dispuesto a practicarlo y creo que no son muchos", comentaba un médico del Perrupato.

Por otro lado, el hombre acusado de la violación, que es pareja de una de las hermanas mayores de la víctima y tiene 22 años, se llama Santiago Begerano y sigue siendo buscado por la policía, desde el momento en que fue denunciado.

"Se dijo que este muchacho había escapado con su hijo de dos años, pero eso es mentira porque el niño está en casa de sus abuelos", explicó la jueza Alejandra Alonso, a cargo de la investigación, que en los próximos días tratará de establecer si el acusado abusó también de dos hermanas menores de la niña violada. Javier Hernández - jhernandez@losandes.com.ar

 

Fuente: Diario Los Andes (Mendoza) - 09/10/10

Etiquetado en abuso sexual infantil

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post