Noticias censuradas 2009 - 2010. (3)

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

Casos concretos de violaciones
Tina Priest fue violada en Taji, Iraq, y después fue encontrada muerta de un tiro en su dormitorio, el 1 de marzo de 2006, dos semanas después de denunciar que otro soldado la había violado. “Di a mi hija al ejército de este país, y nos han decepcionado", dijo su madre, Joy Priest. (2)
El ejército anunció oficialmente que Tina se suicidó, pero su muerte ocurrió 11 días después de haber sido violada. Ni la madre ni su hermana, Joy hija, creen que realmente se dio muerte por sí misma. Según los pocos comentarios publicados, el documental registra intervenciones notables de madre e hija y de algunos oficiales del ejército entrevistados en Fort Hood, quienes conocieron a la víctima. Nunca procesaron al violador de Tina Priest.
Una supuesta investigación conducida en Iraq por la 4ta División de Infantería con base en Fort Hood, en la que sirvió Tina, concluyó que "no hay pruebas suficientes para continuar la investigación de violación", pero a la escéptica familia de la víctima le negaron el informe final, que en cambio fue obtenido por el periódico The Hartford Courant, de Connecticut, aumentando la cólera de las Priest. “Necesito algún cierre”, dijo la madre de Tina. “Quiero saber ¿por qué un periódico puede conseguir una copia de ese informe y nosotras no podemos?”
Jessica Kenyon fue violada dos veces durante su carrera de apenas un año en el ejército de Estados Unidos, donde recibió formación básica y sirvió una vez en Corea. Para la periodista y documentalista española Barbara Celis, residente en Nueva York, es “muy perturbador escuchar a alguien como Jessica Kenyon, violada dos veces, una vez en Estados Unidos y otra en Corea. Ella abandonó al ejército porque en sus propias palabras ‘era la única manera de escaparse’. Sus violadores están libres y seguro que nunca serán castigados. Ahora Jessica aconseja a otros veteranos que han sido violados [mujeres y hombres del ejército] a través de una línea de ayuda (1888 483 8725) y recibe cerca de 30 llamadas a la semana”. Nunca procesaron a los violadores de Jessica Kenyon (http://www.militarysexualtrauma.org).
Jessica Kenyon trabajó como mecánica de escuadrilla de helicópteros. Perteneció a una unidad donde antes hubo pocas mujeres e imperaba una cultura de tiranizar y perseguir, según relató en una entrevista de TV transmitida en Australia. (4) El acoso sexual en todos los niveles era corriente, y las mujeres eran una fuente de mofa. Al exhibir un vídeo filmado en su base, Jessica mostró como su comandante se burló y humilló durante más de 4 horas a un soldado joven después que descubrieran su virginidad.
“Es importante para nosotros que [las víctimas] puedan hablar por quienes no pueden hacerlo, mentalmente, emocionalmente o por lo que sea”, declaró Jessica Kenyon. Exhibió un video grabado en su antigua base de la 2da División de Infantería de la aviación de Estados Unidos en Corea para mostrar la cultura castrense en la celebración de un cumpleaños. “Precisamente, debió ser un bonito ritual de cumpleaños para la novatada”, explicó Kenyon, pero la celebración consistió en atar al joven festejado a una silla, voltearlo con los pies hacia arriba y enseguida, arrojarlo al fango.
Suzanne Swift fue repetidamente violada por su jefe de pelotón mientras prestó servicio en Iraq en 2004 y 2005. Fue detenida el 11 de junio de 2006 y sometida a un consejo de guerra el 14 de diciembre por negarse a volver a Iraq en enero del mismo año, cuando fue reasignada a la misma unidad en que su violador todavía desempeñaba la jefatura. El violador nunca fue procesado, retornó a Iraq al servicio de contratistas privados de seguridad y más adelante consiguió un cargo en una agencia policial del área de Seattle, en Estados Unidos.
La soldado Swift fue sentenciada a 30 días de confinamiento y a permanecer con los militares hasta 2009 por abandono de las filas sin permiso. “Susana hizo frente a su consejo de guerra con fuerza y entereza. Estoy más que orgullosa de ella”, dijo su madre, Sara Rich. Suzanne abandonó a los militares y ahora estudia en la universidad.
Stephanie (su apellido se mantuvo en reserva), fue una mujer casada violada en Fort Lewis, Washington. Como la mayoría de las mujeres violadas por sus jefes militares, nunca denunció el crimen porque pensó que nadie le creería debido a que su violador era un antiguo oficial. Stephanie y su marido se desempeñaron prestando ambos servicios en Iraq, pero su cónyuge se suicidó después de regresar a Estados Unidos. Stephanie denuncia con frecuencia la alta tasa de suicidios militares.
Estos casos documentados representan apenas la punta del témpano. Veteranos por la Paz ofrece calcomanías que rezan: Peligro: 1 de cada 3 mujeres son violadas en el ejército”. Según el informe 2008 de Victimización Criminal del ministerio de Justicia de Estados Unidos, 1 de cada 6 mujeres militares denunció intentos de violación o fue violada.
En otro acontecimiento, la organización Veteranos por la Paz puso en marcha a principios de octubre 2009 la campaña Conciencia sobre la Violación Militar, inaugurándola con una rueda de prensa en la Estación de Reclutamiento de las Fuerzas Armadas en Times Square, Nueva York. Hablaron de la violencia contra la mujer la activista Eve Ensler, también dramaturga conocida por su obra “Monólogos de la vagina”, y la ex sargento Sandra Lee, otra víctima sobreviviente de abusos sexuales militares, quien relató sus traumas post-violación.
Veteranos por la Paz pidió advertir a las mujeres sobre el riesgo de violación militar colocando carteles en las puertas de la estación de reclutamiento. Por el momento, reparten pegatinas que anuncian: “¡Peligro!: 1 de cada 3 mujeres son violadas por los militares”.
Estadísticas oficiales de asaltos sexuales militares
• 23% de las mujeres reclutadas padecieron agresión sexual militar
• 11% sufrió violación
• 1,2% de hombres también experimentó violación
• Ramas con el porcentaje más alto de mujeres que denuncian trauma sexual: Ejército (cambiado recientemente a Cuerpo del Marines)
• 20% de las mujeres que buscaron asistencia en dependencias del VA (sigla en inglés del Dpt. de Asuntos Veteranos de Estados Unidos) reportaron trauma sexual
• 1% de hombres que buscaban cuidado en las instalaciones del VA han experimentado trauma sexual
• 8,3% de mujeres informaron que en el curso de su vida padecieron desórdenes de stress post-traumático (PTSD) relacionado con trauma sexual militar (MST)
• Más de la mitad de los incidentes ocurrieron en un sitio de trabajo militar y en horas de trabajo
• La mayoría de los agresores de estos casos fue personal militar
• Los factores que aumentan el riesgo de agresión sexual para las mujeres en servicio activo incluyen la presencia de oficiales que permiten el acoso sexual indeseado y no le prestan atención
Estos datos fueron publicados por MilitarySexualTrauma.org, ahora integrante Benefiting Veterans, con datos obtenidos en las siguientes fuentes gubernamentales:
- Departamento de Defensa: Informe Anual 2006 sobre Asaltos Sexuales en los Servicios Militares
- Departamento de Asuntos de Veteranos, “Trauma Sexual Militar entre los Miembros de la Reserva de las Fuerzas Armadas”
- Diario Americano de Medicina Industrial, 2003. “Factores Asociados al Riesgo de Violación de Mujeres en el Ámbito Militar”, Anne Sadler y otros.
Alarmantes cifras de trauma sexual en las fuerzas armadas
• 2006: 2.947 agresiones sexuales denunciadas
• 2006: 1.167 agresiones sexuales de miembros del servicio reportadas
• 2007: 2.714 agresiones sexuales divulgadas
• 2007: 2.085 agresiones sexuales de miembros del servicio reportadas
A Jessica Kenyon le llama la atención que estas cifras están a disposición de los grandes medios, sin ninguna restricción, pero ninguno se interesa en divulgarlas. Dijo que en el mundo civil solamente el 40% de las mujeres está dispuesto a denunciar estos incidentes a la policía, según datos de RAINN (5) y añadió que “mi experiencia es que el conocimiento público de la información reduce significativamente los porcentajes de asalto o violación entre los militares. (6)
Notas:
5) RAINN, Rape, Abuse and Incest National Network (Red Nacional de Violación Abuso e Incesto)
6) Más información en RAINN, Rape, Abuse and Incest National Network (Red Nacional de Violación Abuso e Incesto)

 
Fuentes:
Rape in the Ranks: The Enemy Within, Noticia de Validación Independiente.
Wright, Ann. “Rape in the Ranks: The Enemy Within.” OpEd News, 27/10/2009: "Violación en el escalafón: El enemigo interior". http://www.opednews.com/articles/Rape-in-the-Ranks- The-Ene-by-Ann-Wright-091027-923.html, 3/12/2009, http://www.opednews.com/articles/Rape-in-the-Ranks--Ene-por-Ann-Wright-091027-923.html

 
Estudiantes investigadores: Anna Kung, Shannon Cree y Delana Colvin
Instructor académico: Kevin Howley, Profesor Asociado de Ciencias de la Información, Universidad de DePauw

Evaluador: Christopher Bondy, profesor adjunto de Sociología de la Universidad de DePauw

Fuente: ERNESTO CARMONA - Especial para ArgenPress.info - 26/10/10

Etiquetado en abuso sexual

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post