Nuevas cepas del VIH alarman a científicos indios.

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

virussida2.jpg

Aunque en la última década India ha reducido drásticamente el avance del VIH, nuevas cepas del virus que causa el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida) preocupan a sus científicos.

El Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (Onusida) elogia en su informe 2012 a India por haber tenido un desempeño "particularmente bueno" en sus esfuerzos por reducir a la mitad la cantidad de nuevas infecciones en adultos entre 2000 y 2009.

Pero en este país -donde viven 2,4 millones de personas con VIH, un millón de las cuales reciben tratamiento antirretroviral- tendrá que prestar atención al hecho probado de que el tipo 1 del virus de inmunodeficiencia humana (VIH-1), el más común y patógeno, ha pasado por un proceso de evolución bastante rápida.

De las varias familias genéticas, el subtipo C del VIH-1 es responsable de casi 99 por ciento de las infecciones en India, y también tiene una presencia significativa en China, Sudáfrica y Brasil.

Ahora, científicos que trabajan en el Centro Jawaharlal Nehru para las Investigaciones Científicas Avanzadas (JNCASR), en Bangalore, han hallado una familia de cinco nuevas cepas del subtipo C del VIH-1, dos de las cuales parecen estar superando a la cepa estándar.

"El estudio es el primero de su clase en identificar que una familia importante de VIH-1 está pasando por una modificación evolutiva", dijo a IPS el profesor Ranga Udaya Kumar, de la unidad de biología molecular y genética del JNCASR.

Kumar dijo que, aunque los estudios realizados en el Centro no muestran que las nuevas cepas sean "más patógenas", hay motivos para creer que sí son "más infecciosas".

Los resultados del estudio del JNCASR fueron publicados por primera vez por la Sociedad de Bioquímica y Biología Molecular de Estados Unidos, en la edición del 6 de este mes del Journal of Biological Chemistry.

"Las nuevas cepas virales parecen contener un promotor viral más fuerte", dijo Mahesh Bachu, quien lideró el equipo de científicos del Centro. Un promotor es una región del ácido desoxirribonucleico (ADN) que codifica a cualquier proteína que la célula esté intentando producir. En otras palabras, se prevé que un virus con un promotor más fuerte produzca más "virus hijos" y se propague más rápidamente en una población de acogida.

"En los experimentos de laboratorio se descubrió que las nuevas cepas de VIH hacen más virus hijos que las cepas virales estándar", dijo Bachu.

Los retrovirus que causan el sida se reproducen traduciendo su ácido ribonucleico (ARN) en ADN, usando una enzima llamada transcriptasa reversa. El ADN resultante se inserta en el de una célula anfitriona y se reproduce junto con la célula y sus hijas.

"Además de hacer más virus hijos, las personas infectadas con las nuevas cepas del VIH parecen contener más virus en su sangre", dijo Bachu a IPS, agregando que los datos en que se basó el estudio fueron generados a partir de 165 muestras extraídas de hospitales en diversas partes del país.

Entre las instituciones que colaboraron con el estudio figuran el Centro YRG para la Investigación y la Educación sobre el Sida (YRG CARE) en Chennai; la Academia Nacional St John de Ciencias de Salud, en Bangalore; el Instituto Nacional de Salud Mental y Ciencias Neurológicas, en Bangalore; y el Instituto Indio de Ciencias Médicas en Nueva Delhi.

Las conclusiones clínicas fueron sustanciadas por experimentos de laboratorio, usando estrategias virales, inmunológicas y moleculares, dijo Bachu.

"Un proceso similar de evolución viral se observó también en Sudáfrica, China y el sur de Brasil, países que tienen la misma familia de VIH-1", explicó.

De modo significativo, cuando Bachu y su equipo observaron por primera vez las nuevas cepas, en estudios anteriores realizados entre 2000 y 2003, su prevalencia fue bastante baja, de aproximadamente uno a dos por ciento de cada una de las cinco variantes.

Una década después, la prevalencia de tres de los cinco nuevos grupos de VIH-1 se multiplicó, y uno de los grupos aumentó de dos por ciento en el periodo 2000-2003 a entre 20 y 30 por ciento en 2010-2011.

Según Bachu, es importante que los sujetos infectados con la cepa 4-kappaB, más nueva, muestren más virus en su plasma que los infectados con la preexistente cepa 3-kappaB.

"Es posible que una mayor carga viral permita una ventaja potenciada de transmisión a cepas 4-kappaB del HIV, contribuyendo con una exitosa propagación de los nuevos virus", dijo Bachu.

Para Kumar, "las conclusiones plantean varias preguntas con serias implicaciones para el estado de los virus, su evolución y el manejo de la enfermedad".

"La más importante de estas preocupaciones es la posibilidad de que las nuevas cepas alteren el paisaje de la demografía del VIH en India", agregó.

Sin embargo, tanto Kumar como Bachu advirtieron que los datos del JNCASR deberían solamente llamar a la reflexión y no tomarse como conclusivos.

El JNCASR y sus colaboradores realizan ahora estudios clínicos observacionales para determinar si las nuevas cepas del VIH son más infecciosas que la existente.

Es decir que lo que los científicos quieren ver es "si las nuevas cepas tienen probabilidades de causar una rápida progresión hacia el sida", explicó a IPS el jefe médico de YRG Care, Nagalingeswaran Kumarasamy.

Según él, tal como están las cosas, no hay motivo para alarmarse. "Necesitamos estudiar más las nuevas cepas y ver, por ejemplo, si hay necesidad de iniciar la terapia antirretroviral antes de lo usual", dijo.

Publicado por: IPS ipsnoticias.net -
Ranjit Devraj - NUEVA DELHI, 30/11/12 -

 

Etiquetado en SALUD

Comentar este post