Pakistán: el Talibán se opone a la vacunación contra la poliomielitis.

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

Mientras la provincia pakistaní de Khyber Pakhtunkhwa se convierte en la "capital mundial de la poliomielitis", las autoridades advierten a los padres que hacer caso a la propaganda del Talibán contra la vacunación puede llevarlos a la cárcel.

 

"El problema de las negativas se ha vuelto serio, y se decidió iniciar acciones contra las personas que participen en campañas contra los programas de vacunación oral contra la polio", dijo a IPS el coordinador de distrito Siraj Ahmad Khan.

Khan culpó al analfabetismo y a la propaganda que llevan a cabo los insurgentes del movimiento extremista Talibán por la propagación de esta enfermedad que ya lisió a 20 niños en lo que va del año.

"De los 31 niños cuyos análisis dieron positivo a la poliomielitis, a 20 no se les permitió recibir la vacuna", dijo.

Según Khan, muchas personas en Khyber Pakhtunkhwa (ex Provincia de la Frontera Noroccidental) creen que las campañas de vacunación oral contra la polio son "una estratagema de Estados Unidos a fin de que los receptores queden infértiles e impotentes", para así "reducir las poblaciones musulmanas".

El año pasado, Pakistán se ganó el estatus de país más afectado por la polio, luego de surgir 144 casos, 96 de ellos en Khyber Pakhtunkhwa y en las adyacentes Áreas Tribales Federalmente Administradas (FATA). Entre las víctimas hubo 50 niños que no fueron inmunizados porque sus padres se opusieron.

Los gobiernos de estos dos territorios, que limitan con Afganistán, ahora seguirán la estrategia de usar a los líderes religiosos para persuadir a los padres de cooperar y para hacer cumplir la ley.

"Planeamos tomar a los eruditos religiosos para convencer a la gente de no apoyar la campaña anti (vacunación contra la) polio, y si eso fracasa actuaremos en el marco de las leyes pertinentes", dijo Khan.

"Las negativas pueden conducir a arrestos bajo las leyes de Mantenimiento del Orden Público, y a sentencias de hasta tres meses de cárcel", agregó.

El gobierno mostró que se tomó el asunto en serio al deportar a la familia de un niño afgano cuyos análisis dieron positivos el 7 de este mes. "Las familias afganas que permanecen en la provincia están propagando el virus", dijo Khan.

Afganistán tiene problemas muy similares a los de las FATA y Khyber Pakhtunkhwa, con los insurgentes del Talibán en ese país opiniéndose a las campañas de vacunación contra la polio.

En 2010, un brote de la enfermedad en las áreas de Tayikistán linderas con las fronteras norteñas de Afganistán, dejó 500 niños paralizados y fue visto como un ejemplo de la rapidez con que se extiende el virus.

Este año, Pakistán volvió a liderar la lista, con 83 casos entre los tres países donde la polio es endémica. Le siguen Nigeria, con 23 casos, y Afganistán, con 12. Ambos están influidos por las creencias religiosas contra la vacunación.

La poliomielitis, que se propaga en áreas donde el saneamiento escasea o es de mala calidad, ataca el sistema nervioso de los niños menores de cuatro años, causando la parálisis permanente de una o más extremidades apenas horas después de infectarse.

Actualmente, en Khyber Pakhtunkhwa hay 16.000 niños a los que no se les dio la vacuna oral debido a que sus padres no lo permitieron, dijo el médico Jan Baz Afridi, encargado de la campaña en esa provincia.

"Los líderes religiosos locales jugaron un rol activo en persuadir a la población de negarse a recibir la vacuna oral. Varios de los niños cuyos análisis dieron positivo en la provincia pertenecían a familias religiosas abiertamente opuestas a la vacunación", dijo Afridi.

Una estrategia que se está adoptando es destacar que el gobierno de Arabia Saudita, país respetado entre los fieles, ha vuelto obligatorio que quienes realizan la peregrinación anual a La Meca se vacunen, aunque tengan más de cinco años de edad.

Además, algunos de los ulemas (expertos religiosos) se mostraron suficientemente convencidos de emitir fatwas (edictos religiosos) para decir que la vacunación oral contra la polio no solo era segura sino también la única manera de salvar a los niños de esa enfermedad.

Mohammad Ali, de Darul Uloom Haqqania, una institución religiosa ubicada en el distrito de Nowshera, dijo que los musulmanes tienen la responsabilidad religiosa de proteger a sus hijos contra las enfermedades.

"El sagrado Corán impone a los padres adoptar medidas preventivas contra las enfermedades de sus hijos", agregó.

Según Afridi, abordar las negativas se convirtió en una prioridad luego de que Pakistán fue presionado por la ONU y otras agencias donantes para asegurarse del éxito de las campañas de vacunación contra la polio.

Estas agencias gastan alrededor de cinco millones de dólares al año en ese tipo de campañas, como parte de la Iniciativa de Erradicación Mundial de la Poliomielitis de la Organización Mundial de la Salud (OMS), lanzada en 1994.

Umar Farooq, de la OMS, dijo a IPS que desde que empezó ese programa se administraron unos 12.000 millones de dosis a niños de todo el mundo. "Gracias a la vacuna oral, la polio fue eliminada de 125 países", señaló.

El programa internacional sufrió un revés en 2009, cuando el Talibán tomó el control del valle de Swat en Khyber Pakhtunkhwa y usó las transmisiones de radio para difundir la idea de que estas vacunas causaban infertilidad.

"Al darles la vacuna oral a los niños, no solamente los protegemos contra la poliomielitis, sino que también impedimos la circulación del virus", dijo Farooq.

"El hecho de que las negativas estén causando más infecciones con polio para muchos demuestra que la vacunación oral es la única protección que tienen los niños contra la enfermedad", agregó.

Afridi dijo que la estrategia de tomar medidas legales y de recurrir a los líderes religiosos ya empieza a dar resultado, dado que los casos de rechazo a las inmunizaciones se redujeron de 26.000 a 16.000 en los últimos seis meses.

 

Fuente: IPS - Pakistán - ASHFAQ YUSUFZAI - Peshawar - Setiembre 2011 -

Etiquetado en Religión

Comentar este post