Prostitución. Cuestión de género.(3)

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

Conviene, antes de exponer el contenido del Convenio, recordar que el abolicionismo no sanciona punitivamente a las personas que ejercen la prostitución, al contrario, el Convenio de 1949 contiene obligaciones dirigidas a los Estados encaminadas a prevenir y ayudar alas víctimas de la prostitución. 

 

CONVENIO DE 1949:

Yá en el "Convenio para la represión de la trata de personas con fines de explotación sexual" de 1949 anteriomente mencionado, se establecía como medidas de actuación con las mujeres en situación de prostitución, el derecho de acceso al proceso de las víctimas de la prostitución, en condiciones de igualdad con los nacionales. El artículo 6º del Convenio prohíbe el control o identificación de las personas prosituídas al establecer que:

"Cada una de las partes en el presente Convenio conviene en adoptar todas las medidas necesarias para derogar o abolir cualquier ley, reglamento o disposición administrativa vigente, en virtud de la cual las personas dedicadas a la prostitución o de quienes se sospeche que se dedican a ella, tengan que inscribirse en un registro especial, que poseer un documento especial o cumplir algún requisito excepcional para fines de vigilancia o notificación".

Resultan, pues, contrarias al Convenio todas aquella leyes o reglamentos, ya sean administrativos, laborales o de otra naturaleza, que tengan por objeto tal identificación, viniendo obligados los Estados a derogar la yá existentes. el artículo 16º establece que:

"los Estados partes deben adoptar medidas para la prevención de la prostitución y para la rehabilitación de las personas supervivientes de la prostitución, implantando servicios públicos o privados de carácter educativo, sanitario, social, económico y otros servicios conexos"

El artículo 17º prevé medidas de protección y prevención para las personas inmigrantes dirigidas a combatir el tráfico de personas para fines de prostitución, entre las que se encuentran la publicidad en los países de origen acerca del peligro de la trata, como sí también medidas dirigidas a la inspección de "las agencias de colocación", con la finalidad de impedir que las personas que demandan empleo, se expongan al peligro de la prostitución.

Este artículo expone a uno de los principios ideológicos del Convenio, que la prostitución no es un trabajo. Uno de los aspectos que hay que destacar en cuanto a las políticas de actuación frente a la prostitución, es que nuestro país tiene firmados convenios internacionales, de obligado cumplimiento y que son marco normativo para la elaboración del resto de la legislación interna.Esto mismo ocurre con el Convenio para la represión de la trata de personas y de la explotación de la prostitución ajena. Los Estados Parte en el presente Convenio, se comprometen a adoptar, de conformidad con la Constitución, las medidas legislativas o de otra índole necesarias para garantizar la aplicación del presente Convenio, según se recoge en el artículo 27º.

Las leyes, ordenanzas y reglamentos que se desarrollen con posterioridad, tendrán que respetar los preceptos contenidos en ambas normas.

 

Informe de la COMISIÓN PARA LA INVESTIGACIÓN DE MALOS TRATOS A MUJERES - ( CINDOC) -

Foto: killaminati2012.wordpress.com/

 

Etiquetado en Género

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post