Rep. Democrática del Congo: Fístula Obstétrica, un flagelo con solución.

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

 "Cada trimestre, más de 100 mujeres, muchas de ellas menores de 20 años, se realizan una cirugía por una fístula obstétrica en la provincia de Maniema", en el centro-este de República Democrática del Congo, aseguró la enfermera Julie Mawazo.

 

"La cantidad de mujeres con ese problema que no tienen los medios o no saben que se puede operar debe ser mucho mayor", añadió Mawazo, quien trabaja en el hospital general de Kindu, capital provincial.

La violencia sexual, el matrimonio precoz y las complicaciones sufridas durante el parto son responsables de los 12.000 casos registrados al año de fístula vaginal, abertura del tejido que conecta el recto con la vagina o esta con la vejiga, según el Ministerio de Salud Pública de República Democrática del Congo (RDC).

"Un cuarto del total de casos se registra en la provincia de Maniema", señaló Jules Mulimbi Kaboyi, director del Fondo de Población de las Naciones Unidas en Kinshasa.

El Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa) ofrece asistencia médica y apoyo a las mujeres con ese problema.

Solo 3,5 por ciento del presupuesto nacional se destina a la salud. En un país con varios retos en materia sanitaria como paludismo, tuberculosis y sida, esa cantidad deja escasos recursos para tratar a las mujeres que padecen ese problema y evitar que esa condición las incapacite y estigmatice.

"Durante dos años sufrí un dolor permanente en el abdomen y tuve una secreción rojiza procedente de la vagina, además de mal olor, en especial cuando iba al baño o si me quedaba sentada unos minutos", relató Bernadette Kabukulu, comerciante del barrio capitalino de Bandalungwa.

"Me tenía que lavar todo el tiempo y trataba de no tomar ni comer nada para no ir al baño. Me daba vergüenza salir porque pensaba que la gente podía sentir el olor", dijo a IPS.

"La fístula vaginal trae aparejada una deformación, seguida de hinchazón anormal de las partes privadas de la mujer y de la creación de aberturas en forma de pequeñas úlceras anormales entre la vagina y el ano, lo que crea un contacto en el recorrido de la orina y la materia fecal", explicó la ginecóloga Elie Makuza.

"Las úlceras y las deformaciones producen un fuerte olor persistente", indicó Makuza. "Es un problema que suele causar rechazo o estigmatización", añadió.

La fístula suele ser causada por una presión prolongada contra el tejido de la pelvis durante el parto, las jóvenes o niñas son particularmente vulnerables, o por una violencia sexual extrema.

Alivio de pacientes

La falta de formación desempeña un papel clave, en especial en Maniema donde casi la mitad de las mujeres tienen poca o ninguna educación formal, estimó Germain Musombo, activista de derechos humanos de la organización no gubernamental Maniema Libertés.

"En la provincia de Maniema, el aumento de la cantidad de mujeres afectadas obedece esencialmente a cuatro causas: pobreza, matrimonio precoz, violencia sexual y falta de educación", añadió.

"Gracias a las campañas de información del Unfpa, en conexión con el gobierno, las mujeres son más conscientes de los riesgos del problema", señaló Jean Bertin Epumba, director de investigación y planificación del Ministerio de Salud Pública.

En cambio, el activista Modeste Shabani señaló que "en Maniema hay una práctica contra la que la educación pública no puede hacer mucho: el matrimonio precoz. Una vez que la niña se casa, por lo general como segunda o tercera esposa, es difícil hablar con ella sobre las consecuencias negativas de esa costumbre", añadió.

La enfermera Mawazo contó que tuvo una fístula tras el nacimiento de su primer hijo. Tenía 15 años y no contó con asistencia médica durante el parto. Se realizó una cirugía reconstructiva hace dos años en el hospital de Kindu, donde trabaja, gracias a los médicos que trabajan allí con apoyo del Unfpa.

"Me alegra poder ayudar a otras mujeres que tienen el mismo problema y ayudarlas a realizarse una revisión médica y recibir atención para evitar las peores consecuencias", dijo a IPS.

"A menudo, la pobreza y la ignorancia deja a las adolescentes sin recursos en una posición de debilidad respecto de hombres y jóvenes, y muchas quedan embarazadas, se casan rápido y tienen hijos en condiciones peligrosas, lo que favorece la aparición de fístulas obstétricas", añadió.

 

Fuente: IPS - (ipsnoticias.net)  EMMANUEL CHACO - Kinshasa - setiembre 2011 -

Comentar este post