República Dominicana: país con el doble de feminicidios que la media en América Latina.

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

Declaraciones contra el machismo patriarcal, marchas y una campaña para colectar firmas masculinas de compromiso contra la violencia de género fueron las acciones más sobresalientes en República Dominicana en el ámbito de las conmemoraciones por el Día por la No Violencia contra la Mujer.

 

Un millar de personas que se desplazaron desde el Parque Independencia, epicentro de la ciudad, hasta el Palacio Nacional, sede del gobierno, a unos 3 kilómetros, fueron reprimidas e impedidas de llegar por fuerzas policiales. El grupo únicamente deseaba entregar un documento al presidente de la República.

 

 

Así, la conmemoración del aniversario del asesinato de las hermanas Minerva, María Teresa y Patria Mirabal -la fecha de cuyo martirologio dio lugar a la institucionalización internacional del 25 de noviembre como Día de la No Violencia contra la mujer- ha entintado de gritos, alarmas y reclamos esta fecha.

Singularidades de esta ocasión están determinadas por la astronómica cifra de 214 feminicidios en lo que va de año, según reveló el jueves María Isabel Soldevila en Listin Diario. La periodista cita un estudio del Centro Reina Sofía, de España; esa cifra duplica la de cualquier país de América Latina en relación con su cifra de habitantes y quintuplica las de Europa.

Los movimientos sociales, en particular de mujeres, han desfilado con las fotos de las asesinadas como expresión de voluntad para poner rostro a la barbarie proveniente, en el 96 por ciento de los casos, de hombres agresores, parejas o ex parejas de esas mujeres.

La Colectiva Mujer y Salud y el periódico Quehaceres han dado a conocer, con el mismo propósito, la larga lista con los nombres de esas congéneres.

 

La conciencia pública se ha visto muy impactada esta vez porque nunca antes hubo tan acusadas manifestaciones de mórbida perversidad, consideran analistas. La mención y el rechazo a la violencia machista han ocupado la totalidad de los medios de comunicación y una enorme multiplicidad de acciones concretas en barrios, escuelas y sitios públicos.

Aun la Policía Nacional, generalmente remisa a atender denuncias y auxiliar en situaciones críticas que implican a las mujeres, fue convocada a atender estos casos, este año, por boca de su Jefe.

Las fuerzas sociales emplazan al gobierno como máximo responsable del incremento de esa violencia tolerada, que comúnmente cuenta con la impunidad de tribunales débiles en su capacidad de sancionar y unas estructuras de salud pública omisas en los reportes de casos que llegan a las emergencias. La escualidez de los presupuestos para estos fines agrega gravedad a la situación.

 

Los avances de la campaña electoral, que permitirá a dominicanos y dominicanas elegir Presidente en mayo del año próximo, no han favorecido en detener la espiral de violencia que ha costado más vidas femeninas que el cólera, epidemia reconocida como emergencia nacional. Y este es el reproche de los grupos feministas: ¿cómo no declarar emergencia nacional la pandemia de hombres asesinos?

También a escala social la violencia callejera forma parte de una cotidianeidad por la que la gente avanza sorteando robos, asaltos y atracos, tiroteos e incluso pases de cuenta y crímenes practicados por sicarios.

 

El 17 y 18 de noviembre se produjeron tres de los que están siendo nominados como "arrestos ciudadanos", consistentes en que una multitud atrapa al ladrón e intenta lincharlo. En lo formal, la información más reciente indica que, para "cuidar" la etapa navideña, 170.000 agentes serán destinados al patrullaje en las calles.

La crisis económica y la pobreza tienen que ver, pero el criterio más generalizado es que aún son peores la indolencia y la falta de voluntad política de las autoridades.

 

En España, este 25 de noviembre, la cifra de asesinadas era de 57 y sus medios de comunicación la califican como lacra. España tiene 46 millones de habitantes, República Dominicana tiene nueve.

 

Fuente: AmecoPress/SEMlac - Santo Domingo - MIRTA RODRIGUEZ CALDERÓN - 30/11/11 -

Etiquetado en violencia

Comentar este post