Talidomida, un medicamento tristemente conocido.

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

ELDT6383CustomImage9995484.jpg

Se calcula que entre 10.000 y 20.000 niños nacieron con malformaciones.

La talidomida, un fármaco que se vendía en los años 1950 y 1960 para calmar las náuseas en los primeros meses de embarazo, hizo noticia al provocar daños irreversibles en el desarrollo de miles de fetos.

Se calcula que entre 10.000 y 20.000 niños nacieron con malformaciones, a veces sin uno o varios miembros de las piernas o brazos, después de que sus madres tomaran talidomida.

Presentado en un principio como un medicamento inocuo, la talidomida fue comercializada desde 1956 por la firma alemana Chemie Grunenthal, en unos 40 países, principalmente en Alemania y en Gran Bretaña, así como en Japón y Canadá.

Por su parte, Estados Unidos no autorizó la comercialización de este fármaco, y Francia lo autorizó brevemente en 1961.

Tras el descubrimiento de efectos nocivos en el desarrollo humano, con un fuerte aumento del número de bebés que nacieron "amputados" de sus brazos y piernas, la talidomida fue retirada del mercado en 1961 en Alemania y Gran Bretaña, pero continuó comercializándose en Canadá hasta agosto de 1962, en Japón hasta septiembre de 1962 y en Bélgica hasta diciembre de 1962.

A nivel mundial, la talidomida fue comercializada bajo varias marcas (Softénon, Talimol, Contergan, entre otras).

Tras este escándalo, se reforzaron o instauraron, según el país, los controles previos a la comercialización de medicamentos.

Hoy en día, la talidomida es utilizada, bajo estrictos controles, por sus propiedades originales, en particular a nivel del sistema inmunitario.

Varios estudios han demostrado su eficacia en el tratamiento de la lepra, del lupus eritematoso sistémico y una forma de cáncer de la médula ósea, el mieloma múltiple, por el cual su comercialización fue autorizada en el mercado europeo en el 2008.

La talidomida es también utilizada en el tratamiento de enfermedades inflamatorias, como la enfermedad de Crohn (enfermedad intestinal), y para algunas afecciones dermatológicas.

Sin embargo, a causa del alto riesgo de malformaciones en el feto, este fármaco no debe ser prescrito a las mujeres embarazadas.

Etiquetado en SALUD

Comentar este post