Violencia contra la Mujer.

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

Es realmente alarmante que con la enorme cantidad de abusos contra la mujer que existen en el mundo, los que se autodenominan defensores de los derechos de la mujer se dedican fundamentalmente a promover un negocio muy lucrativo y no hacen lo necesario para verdaderamente defenderlas.

¿Me pregunto si los grupos nacionales que reciben fondos internacionales para supuestamente defender a las mujeres se cuestionan asuntos que no tienen sentido en su lucha? Por ejemplo ¿por qué solamente les dan fondos para promover el aborto o el desorden sexual como derechos y no les dan para educar a las mujeres, para que aprendan a darse a respetar y a proteger a su familia?

En mi trabajo con jovencitas desde hace más de 20 años, he visto cómo el hecho de dejarse llevar por la pasión del momento entregándose románticamente, creyendo que su relación será más cercana, pero cuando ven que el novio comienza a tratarlas mal y a faltarles el respeto, ellas se lo permiten creyendo que ya nadie va a valorarlas. Esto se vuelve un círculo vicioso que luego puede agravarse con un embarazo fuera del matrimonio, infidelidades, y las faltas de respeto pueden convertirse en abusos verbales, físicos o sexuales. Ellas creen que no tienen escapatoria, callan el abuso y luego hasta permiten que violenten a sus hijas.

También me pregunto ¿por qué los grupos promotores de la ideología de género no apoyan las iniciativas de ley, que ayudarían a disminuir los abusos sexuales aplicándoles una inyección a los violadores para reprimir sus impulsos sexuales enfermizos? Este tratamiento, que se debe de repetir cada 6 meses, les permite la inserción social después de la condena, disminuye la intensidad y frecuencia de los pensamientos eróticos, impide la irrigación de sangre al pene, no permite la erección e imposibilita la obtención del orgasmo.

 

Es ilógico que muchos de estos supuestos defensores de derechos humanos promueven la prohibición de armas pero no aprueban desarmar a estos delincuentes del arma con la que causan tanto daño físico, emocional y psicológico a menores y mujeres indefensos.

La experiencia en Francia o Estados Unidos que han aplicado este sistema incorporándolo en su legislación arroja resultados exitosos, pues han logrado disminuir la reincidencia de abusadores sexuales, inclusive ha mejorado la condición de hacinamiento de los reclusos en las cárceles.

También es absurdo que los dizque defensores de la mujer propongan la legalización del aborto para embarazos por violación, cuando se ha comprobado que la mayoría de las veces el abusador es un conocido. El aborto sería una herramienta muy útil para no dejar evidencia de los abusos y seguir violando indefinidamente a sus víctimas. En el albergue de madres solteras de Sí a la Vida tenemos muchos casos en los que quien salvó a las menores de seguir siendo violadas impunemente fue su bebé. Además, no se puede sanar un acto de violencia con uno peor.

 

Tampoco invierten fondos en erradicar el tráfico de niñas y mujeres, el negocios de la pornografía, filmaciones de secuestros, bestiales violaciones y asesinatos… y en otros países los maltratos de mujeres islámicas que son usadas y desechadas como objetos de placer, etc.

Unámonos todos a luchar realmente para erradicar la violencia contra la mujer. Promovamos el respeto a su dignidad, eduquemos su voluntad y autodominio para que tenga metas e ideales altos. La mujer se merece algo mejor.

 

Fuente: elsalvador.com - JULIA REGINA de CARDENAL*Columnista de El Diario de Hoy - 23/11/11 -

Etiquetado en violencia

Comentar este post