¿ Y la flacidez ? ? ?

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

BELLEZA_ESTETICA_CELULITIS_520x320.jpgLa flacidez es un problema que nos afecta a la mayoría de las mujeres, incluso a las delgadas, como consecuencia de una vida sedentaria. Esta pérdida de firmeza la solemos notar en zonas como el vientre, los muslos y la cara interna de los brazos.

Pero cuando pasamos los 40 y se comienza a notar todo esto también, el óvalo facial empieza a desdibujarse y los párpados a caer, creemos que ya hemos perdido la batalla al tiempo y que no hay nada que podamos hacer para vencer la flacidez en estas zonas antes descriptas.

 

Pues bien, esto no es cierto, y aqui detallare algunas claves que considero importantes que harán mantenernos jóvenes y guapas más allá de los 40.

Hay pautas de ejercicios, tratamientos y alimentación para que, por fin, conseguir sentirnos bien con nosotras mismas:

 

Ejercicio :

Se trata de una parte fundamental de la rutina de cuidados de cualquier persona que desee poseer un cuerpo firme. Escoger el deporte que más guste y practícarlo de forma constante. Si buscas perder algo de peso antes de reafirmar los tejidos lo mejor son los ejercicios aeróbicos.

Ahora que empieza el verano siempre se propone poner el cuerpo en marcha con deportes acuáticos como la natación. Implica la totalidad del cuerpo para mantener el equilibrio, especialmente las piernas.

En casa: Los cuidados con cremas y productos específicos deben ser complementarios a la rutina de trabajo y ejercicio que te hayas propuesto. Aplicar tus cosméticos empezando por el tobillo con un masaje ascendente hacia arriba. Insistir en las zonas donde la flacidez se note más como en el abdomen, los muslos, los glúteos y la cara interna de los brazos.

Para el pecho utiliza productos específicos y aplícalos con un suave masaje en círculo ascendente hasta el cuello. Recuerdar que la piel del pecho funciona como sostén natural de nuestro propio busto por lo que mantenerla hidratada y firme es fundamental para lucir un pecho bonito.

 

Cosméticos apropiados para esta fase:

 

  • Reemplaza la crema hidratante por una crema que active la formación de colágeno y elastina. A partir de la menopausia, combinarla con una crema redensificante, usarlas una por la mañana y otra por la noche.
  • Sustituye el maquillaje habitual por uno de base con efecto lifting.

Ejercicios de gimnasia facial.

 

Hacer a diario de 10 a 20 repeticiones de cada ejercicio en función del grado de flacidez:

 

 

Mentón : juntar los labios como si fueses a dar un beso, pero no aprietar demasiado los labios para no marcar las arrugas peribucales. Mantener la postura durante 10 segundos, descansar un par de segundos y repetir otra vez, así hasta 10 veces por lo menos. De esta manera fortalecemos los músculos del mentón.

 

Pómulos : colocar los dedos índices en los laterales de la nariz, en la parte media, empujar levemente hacia dentro y hacia arriba de manera que los pómulos se tensen. Mantener la presión 5 segundos y después relajar. Repetir el ejercicio 10 veces al menos.

 

Mandíbula : sentada, con la espalda recta, empujar la mandíbula hacia delante durante 5 segundos y después relajar. Repetir 10 veces. A continuación, inclinar la cabeza hacia atrás y repetir el movimiento de mandíbula anterior, apuntando hacia el techo durante 5 segundos, después relajar. Repetir al menos 10 veces.

 

Automasajes faciales:

 

Para evitar el doble mentón . Colocar el dorso de la mano bajo la barbilla, relajar los músculos faciales y el cuello, tener los labios ligeramente separados y entonces comenzar a dar suaves y rápidos golpecitos con la mano bajo el mentón. Hacerlo durante al menos 30 segundos.

Para reforzar el cuello. Colocar la palma de la mano sobre la frente y empujar con la cabeza hacia delante mientras crea resistencia con la mano. Contar hasta 10 y después relajar, repetir al menos 10 veces. A continuación hacer lo mismo colocando la mano en los laterales derecho e izquierdo sucesivamente.

Para mejorar el tono muscular de diversas partes del cuerpo se pueden realizar en la intimidad del hogar en unos pocos minutos, las siguientes rutinas:

 

Un trabajo cardiovascular diario es de mucha ayuda, con sólo 15 a 20 minutos diarios de caminata, bicicleta o ejercicio aeróbico a una intensidad moderada puede beneficiar enormemente el tono muscular. Algunos ejercicios localizados para poner mayor esmero en zonas difíciles consisten en:

  

Músculos abdominales bajos

Recostada boca arriba, con los brazos extendidos a los costados del cuerpo, pierna derecha doblada hacia arriba, la izquierda flexionada y con el pie apoyado en el suelo, llevar la rodilla de la pierna levantada hacia el pecho, luego llevar el pie hacia el piso y repetir la acción con la otra pierna, sin levantar la espalda del suelo.

  

Músculos abdominales alto y oblicuos

Recostada boca arriba con las manos detrás de la nuca y los codos hacia fuera, se acerca el hombro izquierdo a la rodilla derecha, y se repite con el lado contrario; la espalda debe estar siempre pegada al suelo y no es necesario elevar más de 15 centímetros del suelo el hombro; debe tenerse cuidado en no hacer presión con las manos sobre la nuca, el esfuerzo debe ser hecho con el estómago y no con la cabeza y el cuello.

  

Músculos abdominales altos

Recostada boca arriba con las piernas flexionadas y abiertas a lo ancho de la pelvis, las manos detrás de la nuca, elevar la cabeza y los hombros del suelo, sólo 15 centímetros y volver a la posición inicial, repetir la acción sin despegar la espalda del suelo y sin hacer fuerza con el cuello..

 

Musculatura del recto anterior del abdomen y oblicuos

Recostada boca arriba apoyar las piernas juntas sobre una silla, de manera de formar un ángulo de 90º grados, las manos detrás de la nuca y los codos hacia fuera. El movimiento consiste en acercar el hombro izquierdo a la rodilla derecha y luego repetir el ejercicio hacia el otro lado.

  

Músculos abdominales bajos

Recostada boca arriba apoyar las piernas juntas sobre una silla, las manos detrás de la nuca y codos hacia fuera, levantar ligeramente la cabeza y los hombros a 15 centímetros al mismo tiempo que se acercan las rodillas al pecho sin levantar los glúteos del suelo.

Beber mucha agua y exfoliar la piel diariamente con manopla, para luego aplicar un gel con vitaminas C y E, ayudarán en el tratamiento de la flacidez.

 

Para las que se pueden darse un lujo en un el instituto de belleza: no está de más que de cara al verano complementen su puesta a punto con una visita a su centro estético preferido para realizarse algún tratamiento reafirmante. Recuerden que los resultados se verán después de unas cuantas sesiones por lo que planificar su tratamiento para estar estupenda en las vacaciones.

Cuidar la alimentación durante las vacaciones para disfrutar comiendo sin que se vuelva a coger los kilos que se han perdido. Todo conlleva una buena parte de actitud mental positiva y hasta donde el cuerpo alcance, llenarse de optimismo sin llegar a los extremos, es simplemente sentirse bien, y mucha constancia y fuerza de voluntad.....Porqué no? manos a la obra....

 

Artículo publicado por: Boletín Globedia - Salud - Airamlo - 02/07/12 -

Etiquetado en SALUD

Comentar este post