China: estudian cambio de política de un solo hijo.

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

NIOS-2-1-copia-1.JPG

Una población que envejece y otros desafíos obligan hoy a las autoridades chinas a estudiar una serie de propuestas que relajarían la política de control natal, adoptada hace 30 años y la cual limita un hijo por pareja en zonas urbanas.

Especialistas consultados en esta capital precisan que los cambios serían implementados en un inicio en regiones económicamente productivas, las cuales sufren grandes retos demográficos, en primer lugar por contar con una población que envejece y por el gran flujo de trabajadores migrantes.

En declaraciones al diario China Daily, Zhang Wei-qing, director del Comité de Población, Recursos y Medio Ambiente de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo de China, aseguró que incluso con un relajamiento de las actuales medidas de control no habrá un marcado aumento de la población.

Estadísticas oficiales indican que la tasa de fertilidad de las mujeres en China permanece en 1,7 por debajo del 2,1 de la generación anterior y menor a la norma ideal de 1,8.

Zhang, quien fue ministro de la Comisión Nacional de Población y Planificación Familiar, dijo que uno de los criterios que cambiaría será el de un solo hijo por matrimonios en áreas urbanas, que solo se amplía a un segundo cuando ambos son a su vez descendientes únicos.

Esto cambiaría y las parejas en las ciudades podrán tener un segundo hijo, aunque ellos no sean únicos, aclaró.

El tema del control natal y su impacto actual en la sociedad fue abordado en el XVIII Congreso del Partido Comunista de China (PCCh), cuando por primera vez desde la puesta en vigor de la política de un solo hijo no fue mencionada la frase de "mantener bajos niveles de reproducción".

En la década del 70 el gobierno chino favorecía que las parejas tuvieran dos hijos, lo cual cambió a principios de 1980 con la regla de un solo descendiente en áreas urbanas y un segundo en zonas rurales si el primero era hembra.

A juicio de Zhang, la política de población siempre ha sido dinámica y el ajuste que se avecina es solo un paso hacia su mejoría.

Expertos dicen que los cambios son inevitables por las cada vez más complicadas consecuencias de esa política, desde el envejecimiento hasta el masivo movimiento de la población y el desnivel de género, pero alertan que el relajamiento de esas medidas no solucionará los problemas demográficos.

Entretanto hoy se conoció que 10 millones de familias perdieron a su único hijo y sus ancianos padres requieren de ayuda financiera para sobrevivir, por lo que algunos gobiernos locales decidieron brindar asistencia a partir del 1 de enero venidero a esas personas.

Otras zonas ya tienen dispuestos presupuestos para familias rurales y urbanas que perdieron a sus hijos únicos.

El problema, sin embargo, es más complicado, pues quienes además quedaron viudos se les impide ingresar en un hogar de ancianos y realizar otras gestiones, porque no tienen un representante legal, que casi siempre es el esposo o esposa.

En general, esos adultos mayores carecen de ayuda para realizar las tareas cotidianas y en ocasiones de seguros médicos que le den una adecuada cobertura de salud, indican los expertos.

Publicado por: Argenpress.info – PL – 28/11/12 -

Comentar este post