Naciones Unidas declaró el 11 de octubre como el Día Internacional de la Niña.

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

DIA-DE-1.JPG

Para celebrar los progresos realizados en la promoción de los derechos de las niñas y los desafíos del trabajo que aún queda por realizar para la eliminación de las desigualdades de género, Naciones Unidas declaró el 11 de octubre como el Día Internacional de la Niña.

En Chile, al igual que en otros países de América Latina y el Caribe, las niñas son víctimas de la pobreza, la violencia y discriminación por motivos de género. Actualmente, según datos de la encuesta Casen, un 49,11% de la población menor de 18 años del país son mujeres, lo que corresponde a 2.172.692 niñas.

En cuanto a la pobreza, ésta afecta a un 22,8% de la población menor de 18 años, lo que equivale a 1.010.057 niños, niñas y adolescentes. De ellos, 506.671 son niñas, es decir, el 50% son niñas pobres.

Uno de los problemas que afecta gravemente a las niñas y adolescentes es el embarazo precoz. Según datos del Ministerio de Salud de Chile, un 16,2% del total de nacimientos ocurridos en el país corresponden a madres adolescentes. Y en un 4,6% de los partos las madres tienen entre 10 y 14 años.

Las adolescentes embarazadas corren mayores riesgos de complicaciones relacionadas con el embarazo y son más víctimas de mortalidad materna que las mujeres mayores. Las niñas que dan a luz antes de los 15 años tienen cinco veces más probabilidades de morir en el parto que las mujeres de 20 años.

Si una madre tiene menos de 18 años, el riesgo de que su bebé muera durante su primer año de vida es 60% mayor que la de un nacido o una nacida de una madre mayor de 19 años. Además, incluso si el niño o niña sobrevive, él o ella tendrá más probabilidades de sufrir bajo peso al nacer, desnutrición y desarrollo físico y cognitivo tardíos.

Asimismo, las niñas y adolescentes también son discriminadas en el ámbito escolar, lo que significa que durante su educación formal aprenden menos que sus compañeros. Según el último SIMCE, las niñas de 4° Básico obtuvieron un menor puntaje en las pruebas de Matemáticas y de Comprensión del Medio Social y Cultural. Y las de 8° Básico, están significativamente bajo el rendimiento promedio de los niños en las pruebas de Matemáticas y de Ciencias Sociales.

Situación en América Latina y el Caribe

América Latina y el Caribe es la única región en la que algunos países presentan tasas de fertilidad adolescente que, en lugar de disminuir, están estancadas o en aumento. Actualmente, la tasa media de fertilidad de los adolescentes entre 15 y19 años por cada 1.000 nacidas es de 70,5.

Muchas niñas adolescentes en esta región están quedando embarazadas prematuramente, criando hijos, casándose o en unión de pareja. La mayoría de ellas provienen de zonas rurales y pobres y muchas de ellas son víctimas de violencia sexual. Para algunas, el embarazo, el matrimonio o la unión de pareja son la única manera de sobrevivir.

Todas estas niñas son vulnerables y llevadas a situaciones en las que se vuelven aún más vulnerables. La mayoría de ellas terminarán abandonando la escuela, tendrán menor perspectivas de empleo, estarán menos empoderadas, serán más dependientes de otras personas (muchas veces de su abusador). Esto muy probablemente perpetuará el ciclo de pobreza y de violencia para la madre – una vida que ninguna mujer se merece.

UNFPA, ONU Mujeres, la campaña ÚNETE y UNICEF quieren felicitar a aquellos países que están empezando a adoptar y aplicar leyes y políticas contundentes para prevenir el embarazo precoz y la violencia basada en el género. Sin embargo, en muchos países de América Latina y el Caribe, la edad mínima para contraer matrimonio para las niñas sigue siendo de 14 y 16 años de edad y hasta 12 y 13 años en algunos de ellos. Esto está contribuyendo a que muchas de ellas den a luz, se casen o se unan en pareja siendo demasiado jóvenes.

Las agencias de Naciones Unidas recomiendan a los gobiernos adoptar medidas decisivas y concertadas para asegurar que todas las niñas en esta región tengan el derecho a una infancia que les brinde la oportunidad de alcanzar su pleno potencial.

 

Publicado por: sitio web de Las Humanas - Chile - 11/10/12 -

 

Etiquetado en Género

Comentar este post