España: una monja de 80 años imputada por robo de bebés.

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

int-452957.jpgUna religiosa española de 80 años se convirtió ayer en la primera persona en comparecer ante un juez como imputada por el robo de una niña en 1982, en el marco del caso de los bebés robados que escandaliza a los españoles.

Vestida con su hábito azul de monja, sor María Gómez Valbuena rechazó responder a las preguntas del magistrado, antes de salir del juzgado madrileño, sin decir una palabra y protegida por la policía.

"¡Qué vergüenza, y encima la protegen!", le gritó Paloma Pérez, de 55 años, al coche negro que se llevaba a la religiosa, antes de asegurar que "yo no sé ni quién soy".

Nacida en la Clínica Santa Cristina de Madrid en 1957, Paloma cree que puede ser un bebé robado al nacer. Es el mismo hospital en el que prestaba sus servicios Sor María el 31 de marzo de 1982, cuando María Luisa Torres, que hoy tiene 58 años, fue a dar a luz.

Esta enfermera acusa a la religiosa de haberle robado a su bebé, que aceptó confiarle temporalmente hasta lograr una situación financiera más desahogada.

"Estaba todavía medio dormida cuando le pregunté por mi hija. Y me dijo: ?no sigas preguntando porque eres una adúltera y a ésta no la conoces, y te voy a quitar también a la que tienes de dos años y medio, y vas a ir a la cárcel por adúltera'", relató María Luisa.

"Todo esto había ocurrido a través de una monja; yo pensaba, en mi ignorancia, que era intocable", añadió María Luisa.

Como ella, miles de personas en España pueden haber sido separados de sus padres o sus hijos.

Pero fue hace un año -cuando empezaron a surgir los primeros testimonios- que se conoció este escándalo.

Según diversas asociaciones, en toda España se han presentado 1.414 denuncias. Una de estas organizaciones, Anadir, estima que hasta 300.000 bebés pueden haber sido víctimas de robos durante la dictadura de Franco (1939-1975) y hasta los años 80, ya que antes de 1987 ninguna ley regulaba las adopciones. Sobre el total de denuncias, se han abierto diligencias e investigaciones preliminares en 300 casos.

Bajo el franquismo, los niños eran robados a sus madres republicanas, ya que un decreto de 1940 permitía que el régimen se hiciera cargo de ellos si se consideraba que su "educación moral" estaba en peligro. En los primeros años de la democracia, el tráfico de niños continuó, incluyendo la venta de bebés.

Caso raro, María Luisa encontró a su hija, Pilar, en 2011, después que esta última apareciera en televisión.

"Toda la vida he estado buscando a mi hija. Cuando era bebé, cuando era adolescente, buscaba los rasgos de la mayor. Tenía fijación", relató.

Durante 29 años, madre e hija vivieron a una veintena de kilómetros la una de la otra sin saberlo. Fue al oír los testimonios de otras víctimas que María Luisa se atrevió a denunciar a principios de 2012.

"Yo pensé que yo era única, entonces a mí me daba miedo, pero ya viendo que somos miles de afectados y que en muchos casos es la misma persona que está supuestamente en el robo de bebés, ya te da ánimo", dijo.

Según ella, si su caso no fue archivado como ha ocurrido con otros muchos fue simplemente porque pudo apoyar su caso sobre la existencia de su hija con pruebas de ADN que demostraban su parentesco. "Por desgracia, otras familias no han encontrado a sus hijos", añadió. 

 

Artículo publicado por: Diario Los Andes - Mendoza (Argentina) - Internacionales - Agencia AFP - 13/04/12 -

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post