Un libro revela las aberraciones sexuales de Kadafi en Libia.

Publicado en por Los Derechos de las Mujeres

kadafi.jpg

Bab-al-Azizia no sólo era el cuartel general del ex mandatario libio Muammar Kadafi en Tripoli, emblema de una dictadura feroz e implacable, sino también el círculo del infierno reservado a las víctimas de los apetitos sexuales del coronel.

Hace tiempo corrían versiones sobre las mujeres del dictador y sus presuntas conquistas. Pero recién ahora, un libro logró correr el velo sobre los esclavos sexuales de Kadafi. Fue escrito por la prestigiosa periodista francesa Annick Cojean, se llama "Les proies" (Las presas) y en él logra hundir la pluma en historias donde no hay límites para el dolor, la humillación y el aniquilamiento de las personas.

La primera en hablar con la periodista fue Soraya, un nombre ficticio para una joven que hoy tiene 23 años y pasó cinco en Bab-al-Azizia, adonde la llevaron cuando apenas tenía 15 años, después de que un grupo de Amazonas -las guardias personales de Kadafi- la vieron en los bancos de una escuela secundaria de Sirte.

El relato de Soraya es desgarrador: desde su primer encuentro con Kadafi, que la esperaba desnudo en su inmensa cama diciéndole que era un padre pero también un hermano para ella, hasta la obligación de usar ropa sexy, beber alcohol, fumar y aspirar cocaína. Una personalidad sin límites, a quien todo le estaba permitido.

La periodista también repasa la locura del dictador libio antes de su caída y muerte, cuando decidió usar las violaciones como arma: "Viólenlas a todas, las viejas, las niñas, todas", ordenó.

El libro tiene su origen en un artículo publicado por Cojean en el diario Le Monde sobre Soraya. Y que luego, de la mano de otras historias, se transformó en "Las presas".

Publicado por: Diario Los andes- Mendoza - Argentina - Internacionales - 23/09/12 -

Etiquetado en Actualidad

Comentar este post